Las aves llegan para anunciar que se conoce desde lo sensible



La tierra es origen y destino, 
identidad trayecto y trascendencia,
es que nacemos definidos
 involucrados a una matriz común, 
la tierra es  un primer vínculo
América pozo inagotable, 
fuente de ternura  tan profunda como estemos dispuestos a llegar.
No puedo ser americano si no llevo tu sangre junto a la mía, 
solo seremos  hermanos si dejamos a nuestra madre 
compartir su destino de prodigiosa ecología. 


Creo firmemente que estudiar  la idea de Latinoamérica es acompañar la vivencia de sus hijos e hijas. Los fines de estudio nos sitúan en unas amuralladas universidades, detrás de ordenadores, estantes y libros. En tanto los sujetos nos llevan a explorar en nosotros mismos y nuestras historias de identidad. Solo vinculándonos descubrimos los colores, estilos, apreciaciones y dilemas. Grandes diferencias quizás, sin embargo mucha más sintonías que convergen a una misma esencia. La estrecha relación con la tierra es protección. Una guía desde que somos pequeños y que reproducimos en nuestras relaciones profundas. Un saber heredado, un fruto de comprensiones milenarias que buscan actualizarse evitando caer en la tierra del olvido.

En mis años de estadía en Barcelona, encontré un señor jubilado de un país latino distinto al mío. Había llegado cuando Europa salió en la búsqueda de mano de obra a nuestro continente. Con casi veinte años en el lugar conversamos de todo un poco; lugares, viajes, historias personales e ideas políticas que resultaron ser afines. Cuando hablamos de  Cataluña, su gente, del tiempo y el clima mediterráneo es cuando surge esta reflexión que hoy concreto. El tiempo mediterráneo es de estaciones marcadas. Por las circunstancias personales que vivía y mi formación imbuida en la racionalidad científica; hablé de datos, pronósticos y referencias meteorológicas que habían llegado a mi oído. El me escuchaba con atención hasta que aportó un argumento inesperado que para el ya constituía una certeza, "ya cambio el clima, va a empezar a ser bonitos días porque ya llegaron las aves que se posan frente a mi hogar".

En mi cabeza dio vueltas esta afirmación, recordé  algunos pueblos originarios que he conocido y sus comprensiones de mundo. El señor tiene una historia de pobreza y migraciones que lo hicieron luchar y con ello creer; lo que tuvo como consecuencia persecución militar para luego volver a migrar, ser pobre y creer. La diferencia ahora es que en Europa se había librado de toda persecución. En ese ciclo muy común en nuestro continente, no dejamos de observar, de construir una relación con lo próximo y natural. Al parecer, escuchar y contemplar aquel mundo circundante  es un rasgo común. Me sentí su hermano, un acompañante repentino, otro lugar de la misma raíz; un mismo origen para un solo destino. Valoré sus formas que también son las mias, cuestioné aquella racionalidad; colonia y patriarca, ciencia y capital. Demasiada violencia para mantener el poder de esas ideas foráneas al continente inventado, ese que fue alimento y riqueza para una Europa empobrecida y que ahora es denuncia - anuncio para un mundo camino ha ser destruído si no logramos corregirlo.




El Mercat de la Mercè

Photo by Jessica To'oto'o on Unsplash

Catalunya de humildes y prodigiosos personajes  
que sostienen el  tiempo con su diario quehacer 
los mercados son custodios de tesoros extraordinarios
templos ilustres de compañía para nuestro vivir rutinario.

...madrugadores y corredores, enamorados  y cantores...

En un barrio del siglo dieciocho junto a la masía señorial
para el servicio de los habitantes se encuentra este recinto
vecino de la historia religiosa y sus muchos nombres 
santa trascendencia que convoca devoción territorial.

...la parada hay que instalar, todo organizado y  esmorzar...   

Centro de vida colectiva para ciudades y su proyección
renovado sentido gracias a un rol público del ajuntament
planificación urbana para un centro cívico y patrimonial
encontrarse es la esencia mantenida  en la Mercè.

...carne, pescados y mariscos, fruta y los graznidos de una gaviota...

Cinc de la matinada en las calles de Barcelona
los sueños circulan ebrios cansados de tanto festejo.  
El pan y pescado, la carne y la fruta abren el mercat
un hábito nocturno de apertura y recibimiento  
lindas personas cuya moral es solo laboriosidad
valientes abejas, su polen es miel para disfrutar.

...hielo, plátano, café, arengadas y una cola de rapé...

Semana de  faena, y productos de calidad
tradición almacenada  galería de puertas subterráneas
tradición agradecida, observación para un ofrecer cordial. 

...transeuntes, bienechores, abuelitas y deambuladores...

Bar, tienda y hogar son tejidos de pequeña sociedad  
circuitos de compañía para un abrigo a la medida 

y es que dejo mi dinero como una paga especial

por el producto
                    por el ambiente
                                     por tu amable trato

y es que en el intercambio nos acercamos más
recordando que perpetuamos nuestra comunidad. 

Un relato medieval. Mi leal compañero frente a los peligros.


En la Europa sin tiempo, un caminante ilusionado se atreve. Desde las segura protección de su casa familiar, decide no esperar que la peste o las guerras golpeen su puerta. Se anima y responde la exigencia práctica de una pirámide social que sin preguntarle le impuso pobreza. Sigue la ruta de la obligación a la ciudad de los Encuentros, sin duda la más grande de la provincia. Un bosque lo separaba de su destino, un riesgo que necesitaba correr. Era la única manera de satisfacer ese anhelado deseo de cambio cuyo norte es la digna elección de una vida nueva. Intercambios diversos; anuncios,  bienes, saberes y bolsas, una mínima riqueza para con soltura pagar la entrada al gremio, alternativa de compañía y protección para su humilde linaje que por ahora es de aventurero.

Caballeros y trotamundos con sus emblemas coloridos andan por doquier. Osados cabalgan, ansiosos me observan. Sus ojos buscan la competencia y quizás una digna guerra, buenas razones por la cual luchar. Se prueban a diario por estos caminos, saludan corteses y pasan raudos a mi lado.

Me encuentro con la casa del noble, un hito de entrada, un pequeño valle de pepitas doradas que miran al cielo, bordado alimento que hormigas laboriosas han tejido para la colonia. Tiene recursos, cuenta con la infraestructura necesaria, animales y herramientas satisfacen las expectativas de los señores. Seguridades y capacidades sostienen  a los campesinos de ésta comarca, guardianes esforzados de la montaña.

El bosque exige respeto, entro  por el sendero y observo sus claroscuros. Mundos visibles e invisibles a los que respetuosamente respondo por la tradición del compartir fraterno. Mi padre y mi madre son mis dueños, a ellos me debo, dos grandes montañas dónde nace este tímido cauce que va creciendo mientras avanza. Mis antiguos nos heredaron villas donde antes habían chozas, dejaron una dialogante lengua para contar nuestras historias y enseñar convicciones donde antes había solo una  escueta y dolorosa existencia.

Un puente de piedras sobre un curso de agua es una parada natural. Diminutas fortalezas que unen la tierra permitiendo descanso y sombra. Puntos húmedos de aire espeso, olores a fango y raíces, aire que entra como si fuera una nube entrando por mis narices.

Amplio sendero de frondosos árboles, dueños majestuosos del bosque dejan pasar unos pocos rayos de sol. Frente a mi, una recta galería que termina en un cercano horizonte. Un divina y gran pintura junto a un riachuelo que circula paralelo. Siento una persistente inquietud, solo una briza cálida roza mis mejillas, no percibo viento suficiente para que mueva tal frondoso paraje. Oigo ruidos a mi alrededor, me siento impresionado por las criaturas que habitan esta gran morada. Me intranquilizan estos tramos; soy fuerte y valiente, pero jamás preparado para enfrentar aquellas fuerzas de la naturaleza desconocida que son terreno de magia oscura, hechizos y maldad. Pienso en el Pesanta, perro fantasmal y nocturno que presiona los pechos de sus víctimas escondido en la oscuridad. Catalunya tiene historias y de pequeño nos enseñan precaución y coraje para enfrentar aquel mundo. Mi hermana sufría de pesadillas, un sueño intranquilo, noches agobiantes hasta que mis padres nos encomendaron a los custodios. Una vela de protección, un gran cirio encendido en un lugar especial. Después de ello, solo tranquilidad, placenteras noches para mi hermana y todos en mi hogar. Cojo mi cadena de custodios, nos la regalaron en la iglesia del pueblo. Me siento más seguro si la tengo en mi mano. De pronto, ya saliendo de aquel bosque de forma intempestiva aparece un perro, era enorme, de pelo negro y puntiagudo, ojos brillantes como reflejando toda la intensidad del sol en ellos. Lo tenía en frente y me quitaba el aliento, de la impresión sentí mi carne moverse de mis huesos. Me detuve, cogí mi fiero cuchillo de bronce, mi  leal compañero frente a los peligros. Inevitable reunión de los humanos con la dificultad, hombre y bestia, un obstáculo para un peregrino, toda la energía del mundo en mi mano. Mi Fe y mi fuerza frente al sino tramposo, un mal juego para este humilde aventurero en búsqueda de buen pasar.

Acabo de abrir los ojos, todo aquel recuerdo se me vino de pronto. El trayecto,  la bestia, la lucha. ¿ que ha pasado? Entra mi madre, me tranquiliza y seca mi sudor. Veo agua,  fuente con paños,  ramas de romero en los rincones de mi habitación y una jarra con una especie de  tónico. Me cuenta de la fiebre, de mi mala noche y de que mi padre se encuentra en la Iglesia del pueblo. Traerá un gran cirio, ese que en el centro de nuestro hogar irradiaba luz y tranquilidad, ese que había logrado espantar la primera de esas visitas nocturnas que tuvimos en aquellos años.

Una lectura poética a Las meninas de Velásquez

Representación Infanta Margarita de Las Meninas 


Es la historia de un talentoso señor 
en la vida fue forjando su oficio pintor 
siempre dio muestras de una rica habilidad 
  grandiosa devoción y exclusiva laboriosidad. 

Los reinos se afanaban por la humana creación 
la pintura en  las personas es deseo de proyección
Velásquez rompedor de los cánones de rigidez 
maestro de los retratos y de la humana sencillez. 

Las Meninas tiene planos y dimensiones destacadas  
complejidad de espacios por los siglos celebrada  
una corte de rostros y controversia hizo este sevillano   
 princesa y sus cortesanas en un momento cotidiano. 

Es como una instantánea de ti mismo trabajando 
con todos retratados a tu lado observando
toda esta bella tela impresiona como fotografía 
innovador concepto para la pintura de aquel día. 

Encontrar tu obra ¡ Oh Don Diego! 
fue apreciar un espejo para mi sosiego 
las dimensiones se develaron  
tus ansias e ilusiones se mostraron. 

Extendiste la geometría por diversos planos 
aquel salón del Prado se amplía cuando te miramos 
los reinos son herencia de frágil humanidad  
el arte y sus resguardos son luces de prosperidad.

Un camino de esfuerzos es la expresión 
la cruz de Santiago reconocimiento y póstuma felicitación 
valoro al hombre y al personaje 
valoro su innovación y profundo coraje. 

Una obra se mantiene en el tiempo erguida  
se renueva  contemplando el espíritu que le entrega vida  
Picasso enamorado a Barcelona te ha llevado 
mi humilde escrito con  un poco de Chile te ha conectado. 


Los naturales vínculos de protección

El imperio del sol
Steven Spielberg, 1987.


Los recuerdos son escenas,
audiovisuales sin pauta ni guión  
un viaje de la superficie hasta la recóndita ancla
¿ por qué razón mi memoria  los guardó?
y es que a esa edad no lograba imaginar
que podría en algún momento a mis padres olvidar.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño,  pesadilla donde no comienza día.

Vínculos de protección surgen naturales
cuando la violencia nos vuelve vulnerables
instinto movilizador es la sobrevivencia  
desarrollo de empatía, aprendizajes y  resilencia.

Es la ciencia también un arma
¡maldita creación!
un momento sutil, pero impactante a posterior
extraño brillo, el cielo del hombre fue devorador.
No había conciencia de la envergadura
 dejamos a la muerte iniciar una era de amenaza
para la cual  los humanos no tenemos armadura.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño, pesadilla donde no comienza día

Cine y tragedia humana 
historias que todos quisiéramos lejana
interpretaciones para una luz encontrar
los sentimientos son cruciales para reflexionar.

El cuerpo y su disciplinado coraje





Las ropas son un fetiche
cuando destacan los cuerpos
delimitan territorios y expresiones
lo convierten en centro de obligaciones.

Las definiciones permiten
 satisfacer el deseo y su percepción  
claroscuros  rincones de placer
espacios de apropiación para reconocer.

Son las ropas y las actitudes
son los cuerpos y sus virtudes
la seguridad es un fetiche que interpela
recojo lecciones y dejo cadenas.

No cesamos de buscar ropa a la medida
atlética actitud de mentes luchadoras 
bello cuerpo disciplinado coraje
satisfechas siluetas triunfadoras. 

El autoestima y la percepción corporal
apropiación paulatina del sentimiento 
templanza para desatar nudos incorporados
que a la memoria profunda han tensionado. 

Te espero sonrisa, cabellos y silueta
las miradas distantes pueden ser puertas
espacio de coincidencias que conectan
al cuerpo con su deseo de una experiencia.

Los grandes atractivos  provienen de las certezas  
 cómplices objetivos y soluciones prácticas
integración de circunstancias orientadas a su fin
compartimos expresiones para en común sentir.

Un conflicto que existe por lo necesario


 Cima del Cerro Ñielol, Temuco- Chile Álbum fotografico de Javier Michael


Cruz es el lugar donde el horizonte se conecta con tu mirada
coordenada de cuatro dimensiones, cielo y tierra,  agua y fuego 
estar en el centro es complementariedad, 
velar por la armonía y  equilibrio originario
ser humano lleva consigo una digna responsabilidad.


El Ñielol es un cerro o pequeña montaña que resguarda a Temuco en la región de la Araucanía. Mirarlo es mirar profundidad, oro verde y bello tejido elaborado por la dedicada Ñuke mapu (madre tierra). Contemplarlo es valorar el patrimonio del Wallmapu o universo mapuche. En el plano físico; las diversas texturas, el aroma de las hojas convertidas en alimento para el ecosistema, el canto de aves y viento entre el follaje; los sabores de aquellos frutos silvestres, un tesoro que solo encuentran los que saben buscar. Pero también hay planos espirituales orientados a la trascendencia que da sentido a las cosas. La armonía es necesaria para soñar un futuro con vida y cultura. La humanidad que instintivamente a buscado espacios para la contemplación, a generado los arquetipos universales que sustentan la simbología que fortalece el sentipensamiento de identidades y colectivos. Es el viaje, el peregrino, las cumbres, el encuentro con el cielo, los bosques, los caminos. Un tema para la constante reflexión que he comenzado con las pistas que observé del Tibidabo en Barcelona y su montaña Sagrada.

Conozco lo profundo y el agua  pide ayuda, 
conozco la tierra y me clama por descanso
conozco aire que en direcciones me inquieta.
Cuatro es raíz y fortaleza, sostén de una proyección estable,
cuatro es el perfecto apoyo, mundo para admirar,
solo dejar que todo fluya, de acuerdo a su orden natural.


Hoy quiero compartir sobre el lugar que Temuco está obligado a ver y que nos acompaña desde aquel tiempo mitológico posterior al momento del gran diluvio. Después de una gran pelea entre dos serpientes cósmicas, Kay- Kay del agua y  la gran Treng- Treng de la tierra. Ambas se retiran a su descanso, el mar retrocede y la tierra levanta montañas. Una cordillera de Nahuelbuta en la costa  sería su lomo y este cerro su cabeza. Un amigo, peñi (hermano de tierra), hace un tiempo me hablaba de haber estado allí, en la siembra (instalación) de esta gigante familia en lo que también suponen habita un volcán dormido. Sin duda, una extraña fuerza que se siente, pero que no se sabe explicar.

Treng- treng  nos mostró su compasión,  
nosotros la escuchamos y la obedecimos en su gran saber
 fuera del orden están los animales y las piedras,  indigno es no responder. 
Hoy somos frontera y  una herida abierta que solo a ella se mira 
ser humano es el centro de una digna responsabilidad.

La fotografía que les comparto es de los chemamull. Con ella nos encontramos, cuatro pilares de un escenario para una ciudad que necesita observarse para trascender. A diferencia de otros símbolos, esta no llegó de lejos, sino que se encontraba entre las raíces de los árboles y las cuevas de animales. Habitaba en la profundidad, junto a los entierros de nuestras familias. Es el agua que brota desde la blanca cordillera buscando un camino de  reciproca bondad antes de entregarse al mar. En el kultrun, se muestra la ruta, un código que mantiene este mensaje. Imaginario circular, proyección del universo conocido. El número cuatro es seguridad, el principio de la no actividad porque es absoluta confianza en la tierra que se mueve agradeciendo sus cuidados. Un centro humano mapuche vigilante que se proyecta a los cuatro rincones del cosmos.

Somos frontera del humano vivir, 
reaccionamos a la explotación mas ruin que quita vida y abundancia  a nuestro espacio
somos la frontera, el tránsito entre conformismo y el compromiso
somos frontera, llamados a ver, a criticar y ser consientes de no reproducir 
somos frontera,  de la histórica convivencia 
 rigidez del que domina  y esa hermosa sensibilidad del que toma espacios. 

Hoy en la continuación del viejo hábito humano de reflexionar un camino espiritual, reviso estos cuatro astros que simbolizan la familia mapuche, aspiración y buen augurio del Pueblo primordial. Lugar para recordar aquel mito de unidad y trascendencia milenaria. Cosmovisión de dos planos y cuatro rincones; vientos y horizontes, personas destinadas a forjar un colectivo. Comunión y  küme mognen para los hombres y mujeres rectos y observadores. Cataclismo fundacional para un destino de construcción convertido en resistencia. El Pueblo es mandato, trawün para compartir todo ese trabajo y consejo que la Tierra nos heredó como newen..

Somos conflicto entre las más obstinadas; 
indiferencia y  resistencia.
Un conflicto que existe por lo necesario 
conflicto que  es ley  y orden de nuestro universo fronterizo: 
 la certeza de que  seremos mejores personas solo si probamos alternativas.


Extraño mundo sensorial


En el casco antiguo de una ciudad se ubicaba una casona  
una memoria atrapada y una extraña muerte a ser rastreada
personas que atestiguaron  indescriptible silueta fantasmal
antecedentes para el misterio de una aparición sensorial.

Un hombre adulto, saludable y de normal condición
inquieto luchador  con  trabajo y una profesión
un día sobrecargado de cansancio y preocupaciones
se obligó reposar por un  tiempo sin lograr superar tensiones.

El ánimo se derrumbó del día a la noche repentino
  el cansancio y los desvelos lo mermaron paulatinos
muchos síntomas  para un creciente malestar
variadas explicaciones  para su deteriorado bienestar.     

Entonces, dos personas coincidieron en la observación 
diagnóstico coherente,  información, coincidencia y  vinculación 
es que de hace un tiempo lo acompañaba aquel espíritu de la fatalidad   
de la casona  fue cogido, quieto y no percibido al resguardarse en la oscuridad.

Ser humano sin duda, pero de un limbo dimensional
pobre alma que errabunda  llamaba la atención
los círculos a veces no se cierran  y  las tareas  quedan inconclusas
presencias y sentimientos, misiones y sufrimientos. 

El momento del hombre inquieto no había sido el mejor
sus defensas habían bajado, su vulnerabilidad aumentado
fueron trágicas circunstancias que resolver le tocaron
diversidad de males, con la energía vital hay que poner cuidado.

La medicina alternativa fue la encargada de expulsar
aquella alma extraviada, desventurada presencia paranormal
así termina la historia, momento de vida desclasificado
extraño mundo, en múltiples expresiones no escuchado.

La voz de mi recuerdo

Escena del gazpacho

Mis ojos te piensan a pesar del tiempo
tu cuerpo es un fantasma que a veces siento 
mi cáliz es sacrificio y te convoca
sabroso líquido pasional, frente a mi me provocas.

Santo que acompañas mis tormentos
mi devoción por ti me hace una loca
mis manos sostienen el trofeo
fálico recipiente de nuestro íntimo deseo.

Allí lo dejamos todo
sudor, alegría y gritos
Allí lo creamos todo
amor, esencia y un mito.

Mi cuerpo rememora un vivo sueño
voz, ojos y entrañas te perciben dentro 
Aromática flor de la castaña
sabrosa dulzura de la granada.

Histórica escena, un digno despido
aquel idilio ya no es correspondido
yo te dejo aunque me duela el alma
tu me dejas y me quebras la calma.

Por ti me he quedado prendida
hoy no encuentro una clara salida
Si la locura aparece déjala pasar 
tu vida te espera, has de continuar.

Erótico recipiente para tu femenina cosmovisión
adorada Diosa de trascendente sensación.
La pistola símbolo de masculinidad
ruda venganza, atractivo sin notoriedad.

Fue mi juventud un misterioso encuentro
de tus ojos me quedé enganchado
jamás olvidé a tu personaje sensual
 origen de este escrito es un enamorado chaval.  


Para ser lección, solo hay que contar con un seguro propósito.




Caminando por Barcelona, inconsciente respondo al hábito de buscar cuestiones que tengan que ver con Chile mientras estoy de viaje. Es así que llegué a un pequeño rincón de una estación de metro llamado el llibre solidari. La intuición y melancolía hacen nuevamente primera opción al escrito poético y sin más, traje conmigo, "Renuevos de cruz y raya. La gloria y la Fama". Reflexiones de Joan Maragall sobre el escritor, notas por su hijo Jordi Maragall i Noble, año 1965. Una combinación interesante; las capitales de España y Chile bajo la constelación guía de los navegantes, siempre apuntando su expectación y deseos al misterioso sur del mundo. La  Editorial Cruz del Sur fue una empresa resultado del intercambio de españoles llegados a Chile en épocas de guerra civil. Había hallado un libro reflejo de un instante. De a poco fui descubriendo una sincrónica  relación de mi sentipensar  y el breviario conceptual que me ofrece; padre- inquietud, hijo- vida, expresión escrita - biografía y rectitud, llengua catalana- madre de la identidad, hijos de sangre y adopción- migrantes  y, por último, el Santiago más lejano de todos los Santiagos que los castellanos esparcieron por el mundo. El del nuevo extremo, justo en la tierra que por tres siglos fue la frontera del sistema mundo conocido.

Digues, Arnau: ¿qui és aquest que per la trista via nos va menant com ombres sens virtut?
prou serà algun poeta que somnia el somni de l'eterna inquietud.

Escolium. Joan Maragall

Aun siendo habitante de un planeta común, es inevitable sentirse extranjero en la tierra. Confieso que me sentí marginado, pero por mi propia concepción uniforme del mundo impuesta desde el legado colonial chileno. Me sentí una ignorante víctima del homogéneo proceder, sin capacidades para encontrar nuevos vehículos lingüísticos de expresión. Un país- una lengua; mal entendido concepto de igualdad, que despliega actos violentos en la estructura de nuestro Estado y que reproduce una historia e intención previa de dominación de blancos extranjeros por sobre la negritud originaria. Ha sido un perverso poder de sometimiento con la finalidad de tener un territorio y a sus personas mejor reguladas. El producto unilingue que resultamos obedece a ese pragmatismo. Una lengua para el control obviando todo saber y prácticas previas. Si me olvido de una lengua, le quito valor a la gente que la habla.  Debo compartir, en este tema, que en el Chile mapuche o Wallmapu, observé un grupo, hombres y mujeres adulto jóvenes, reuniéndose en torno al mapudungun o lengua de la tierra. Fui testigo de los emocionados cuerpos, que buscaban espacios para ser oídos y que no tenían palabras para verbalizar lo que les ocurría. Escuché aquellos silencios, testigos del sufrimiento de una lengua callada y confieso que produjeron un profundo impacto en mi, hasta el punto que, después de un año, hago un justo recuerdo  y reflexión de ese momento.

Ja no sé com començava
ni sé com acabarà,
perquè tinc la pensa esclava
d'una força que s'esbrava
dictant-me-la sens parar.

L'oda Infinita. Joan Maragall

En la bilingüe Catalunya, todo en ella invita al català. Sus palabras son fuertes y resisten prohibiciones, su identidad sin distinción se ha mantenido expandiéndose. Desde que estoy aquí, no he dejado de valorar la resistencia de esta cosmovisión. Para ser lección solo hay que contar con un seguro propósito. El acto político de la palabra  ha sido un aprendizaje; el acto emotivo de una frase,  un  sentimiento compartido. La lengua madre es la que está siempre ahí, "del equipaje de palabras, es la que mira con ojos grandes y tiernos... y espera ella". Estoy seguro que para Serrat su lengua originaria es su mejor canción. Mis sentidos sintonizaron con el más profundo dolor de una mujer, que no tuvo palabras en castellano para describir la perdida de su hijo. No logrando tranquilidad, un niño con descontrolada ira encontró en el catalán aquellas palabras precisas que no existieron para él en castellano. Las lenguas para las personas y el colectivo son arquitecturas cognitivas y emocionales de respeto e integración, solo en la medida que las utilizamos les damos vida. Si no verbalizo el mundo de mi origen, ese mundo desaparece frente al totalitarismo mundial contemporáneo. El Catalán esta vivo y la fuerza de una identidad política ha decidido luchar por él. En tanto, el mapudungun sobrevive, pero a la espera paciente de que los ríos confluyan en el cauce inicial para que así logren generar la necesaria inundación, esa que provocará sin más retraso las decisiones importantes que todos esperamos.