Tarot introspectivo para el recuento anual.


                       Alguna vez, lleno de inquietudes enfrentaba cambios que jugaban con mis sensaciones y las deudas que mantenía conmigo mismo. Fue en ese momento que reconocí ciertas sincronías que se unieron conformando una cadena para conducirme al Tarot. Siempre me ha entusiasmado el carácter misterioso de una elección, más si me enfrenta con un espejo de coloridos símbolos. Con el tiempo y el estudio, descubrí que los rasgos y los arquetipos allí reunidos son condición humana y vivir cotidiano.

                        La clave Tarot hace presentes sus colores y formas de relación al mundo real. Para mi, es un juego introspectivo desde un sistema de representaciones que me invita a la metareflexión. Hoy reviso el tiempo transcurrido y medito. Analizo mis experiencias y las comparto. Es un aprendizaje relevante al momento de proyectar mi saber hacia los que quieran. Los arquetipos de las principales situaciones serán mi compartir, junto a una carta aliada que guió el período desde la noche de año nuevo.

                          El ermitaño, si bien jamas me he sentido solo, en un inicio habían condiciones físicas que me llevaron a reconocer la montaña en la que estaba construyendo mi futuro. El bastón para apoyarme y un farol para espantar las sombras fueron mis amigos. Energía y ganas para despejar, sentir y pensar lo que venía por delante. El papa comunica, transmite saberes, vivencias que conectan planos. En la práctica, se construyó un espacio de lectura mirando a los demás como no lo había hecho antes. Fue gratificante la interpretación de este código de figuras apreciadas en conjunto para la comprensión de situaciones de vida. Un Papa transmite mensajes superiores al plano físico, es centro del circulo virtuoso y eje conector de planos. La estrella llega a ocupar un lugar en el mundo, es situarse y entrar, reconocerse importantes a pesar de la distancia. Fue encontrarme en una posición central, universo de lineas rectas donde la frescura baña las frustraciones y nostalgias. Fresco río de amable caudal que ordena las células para crear formas y fortalecerlas con los nutrientes sagrados de agua y luz. El juicio es reflexión y renacimiento, momento sostenido por un circulo protector que eleva como parte de un renacimiento inevitable. Las tumbas quedan vacías cuando la conexión mística logra atar lazos de fraternidad. Los tejidos resultantes de aquellos círculos, cubren y unen para una reconciliación de formas y fondos. Llanto por un padre ausente, refuerzo de una orgullosa convicción de autonomía frente al dolor. La luna cambiante brilla mostrando la necesaria potencia de las certezas; un respaldo emocional, un íntimo apoyo. En este cierre de ciclo estoy cerca de la luna, oscura y sensorial lumbrera; paciencia, perseverancia y certidumbres casi devoradas por los monstruos que se ocultan  en confusas estelas de niebla. Vivo la luna; mística y creadora, misteriosa expresión de cambios y fantasías.

                           El mago, mi carta aliada de este año, fue potencia,  principio y respaldo, pero también inexperiencia y la adolescente necesidad de apoyo a pesar de contar con lo necesario. Son herramientas y fórmulas acompañadas muchas veces de incertidumbre. Mago en el presente es escribir, proceso alquímico conectado necesariamente a la vivencia. Creación de alternativas para un principio de conciencia y potencial de transformación. El Mago son palabras cargadas de unidad para un futuro, que como tal, aún no es reconocido.

_

link recuento 2017- 2018

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=tarot

Séptimo escrito fraterno: No acabarán mis flores.



Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial del poema de Nezahualcóyotl llamado "No acabarán mis flores". Al reflexionar me doy cuenta de la sabiduría ancestral de la América precolombina. Rescatar este poema es relevar a México latinoamericano, símbolo de memoria y patrimonio inmaterial de convicciones y trascendencia. Colectiva unidad de humilde, esforzado y sensitivo querer. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

No acabarán mis flores, no cesaran mis cantos, yo cantor las elevo.

Cuando decidí escribir fue un momento especial. Nada distinto a los comienzos de cosas importantes con las que nos vemos enfrentados los seres humanos ¿que hacer en un escenario radicalmente opuesto a lo acostumbrado? entonces fue cuando me di cuenta que esas profundas inquietudes, permanente deseo y expectativas, se mantenían conmigo aguardándome en una especie de jardín secreto. Un paraje de flores que intuitivamente había sentido, espacio mágico que en mi caso se encuentra detrás de un alto amurallado. Había llegado el momento de reconocerlo y valorar lo que allí encontraría. 

Se reparten, se esparcen. Aún cuando las flores se marchitan y amarillecen.

En un inicio, no creí todo lo que su puede encontrar allí. Muchas flores empujadas por un viento fuerte como el puelche cordillerano salieron e inundaron todos los espacios conocidos. Son  canto y poesía, son música que se oye bajo el durazno de enero o el aromo de septiembre. Relatos hechos para compartir y perdurar incluso más allá de que el ultimo libro sea corroído por el olvido. Un humano cúmulo de experiencias que son semilla para nuevas flores que se esparcirán en tierra fértil. Ellas las muy orgullosas existen para apreciarlas, pero sobre todo, amarlas con los cinco sentidos. Vuelan esparciendo su germen de vida. Se mantendrán protegidas del sol y el tiempo, hasta después de que la luna y sus ciclos hagan lo suyo. La perseverancia premiará abriendo los ojos al brote de hierba, alimentándolo con todas las condiciones del lugar.

Serán llevados allá. Al interior de la casa de ave de plumas de oro.

No creo que las palabras duren por siempre, siento que se transformarán, incluso hasta podrán desaparecer. Mis ganas son de que sirvan de abono en tierra blanda y acogedora. Un legado para más jardines que quizás las necesiten. No obstante también pueden ser conducidas al hogar del pájaro de mil plumas, ese  que vive en una nube, la del horizonte que anuncia los días. Plumas de divinidad, duraderas y eternas. La casa es su nido, lugar de descanso y alimento de generaciones. Lo alto es espacio de anhelos y  sueños que vendrán. Allá donde vive el sol sagrado, centro que marca el tiempo circular, un escenario contemplable desde la remota humanidad. Brillante poesía es pluma dorada conservada como el flexible material. El ave de plumas de oro y luz guardará aquellas letras. Simiente de trascendencia, símbolo que une las dimensiones donde las personas no dejamos de  buscar el sentido perdido.

_

Te dejo link de los seis escritos fraternos anteriores para que reconozcas tu país. Quedan dos.

Fabián ecuatoriano



Fabián amigo andante
de las rutas explorador
todo un caminar migrante
 su corazón en Ecuador.

Hombre muy amable
voluntarioso y trabajador
alegre y también sensible
constante y emprendedor.

La Fe es perseverancia
camino difícil de mantener
actuar de coherencia
para la rectitud defender.

Experiencia compartida
compañerismo y paternidad
encuentro de juegos y comida
práctica de fraternidad.

Conocí un poco de tu país
cercanía, historia y alimento
tu amistad me hizo feliz
se agradece tu actuar atento.

Tu experiencia es viajera
adaptación permanente cada día
aventura de tristezas pasajeras
comprensible los ratos de melancolía.

Ecuador tierra de buena gente
humilde canción de ave cantora
Sudamérica gran país y continente
la vida es un bolero que se entona.

Mis buenos deseos para ti y tu hija
éxito para ambos en sus trayectos
creo en  las posibilidades que ambos elijan
para el  buen desarrollo de sus proyectos.

_

 Comparto link con las publicaciones de poesía dedicada

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search/label/Poes%C3%ADa%20dedicada

Madre de mis palabras



Madre de mis palabras
y padre de mis intereses
tierra, prójimo y memoria,
todos los relatos  en ti comienzan
tu eres el inicio de mi historia.

Te conocí madre sacrificada,
hoy te aprecio esforzada mujer.
Recuerdo tu vocación de policía o profesora
líder en directivas, secretaria y trabajadora.
En tus negocios de actuar colectivo
apoyo cordial y precio justo recibido.

Tu fuerza es la de un campo florido
  humildad y estímulo sensorial
presencia, belleza y  tranquilidad
valores que son legado reconocido.

Inquieta por la tierra
 gustosa en el sembrar
atenta en la entrega 
sabiduría por brindar.

Rebelde enfrentas dificultades
expresas arte en la pintura,
cotidiana en lucha perseveras
tu indignación expresas con bravura.

Cocinas el amor por la atención
una mística herencia de silencio
que en el sur de Chile es tradición.
Eres gran mesa que a todos reúne
 ajo y merken de aromático perfume
los que en tus  fuertes manos
siguen calmando mi corazón.


_

En este link encontrarás más poesía dedicada a personas especiales

Gratia Vaticano


Fragmento película
"El tormento y el éxtasis" -1965


Querido amigo

Espero que te encuentres muy bien junto a los tuyos. Hoy te contaré sobre una ciudad en el centro de Roma. Es muy renombrada, pues es también un país; y su  pequeñez no se compara con su gran presencia en el mundo. Desde allí se vela por una religión que ha crecido con la historia occidental viviendo sus mismos aciertos, contradicciones y los muchos errores que son parte de ésta naturaleza humana en permanente desarrollo. Quiero hablarte de lo que observé, un espacio físico que tiene una característica especial, ser símbolo sagrado en cuanto a las formas  de representar la trascendencia y la Fe en la antigua promesa de vida buena de un Dios hecho hombre. Terminaré reflexionando sobre la religiosidad y la iglesia católica sin abandonar mi linea en cuanto experiencia y observación de un país que como todos tiene algo que ofrecer.

Noviembre 2018

El Vaticano, pequeño Estado amurallado como las ciudades sobrevivientes de las épocas duras de la historia europea, esas donde gobernaron las epidemias, la ambición y las guerras. Ciudad que nació como una especie de trato, un rey que donó tierras a un papa que las recibió entrando con ese acto a recibir el status de monarca hasta comienzos del siglo veinte. Eran los códigos de la época, sostener la dimensión material para proyectar una misión espiritual. Siglos de tradición que han dado a la ciudad consulados de presencia internacional, edificios gubernamentales y museos. Puedo decir  ahora con propiedad; "El Vaticano tiene tesoros", pero de esos que se deben proteger y mostrar por su calidad de patrimonio mundial. La historia humana es su gran riqueza, están allí todos los siglos de producción material, una compilación de nuestro transcurrir humano que en el occidente floreció en  la fértil tierra bañada por el Mediterráneo.

Ciudad que es memoria compilada de la cultura occidental, desde su sitio en el centro de un imperio y desde allí su proyección al mundo entero. Iglesia oficial, cumplió lo que se esperaba de un gobierno terrenal. Sobrevivir entre potencias de ambición, intentando proteger sus murallas del olvido y la desaparición.

Los Papas se situaron como símbolos de unidad en la relación identidad-nación durante el nacimiento de los reinos y Estados europeos. Se aliaron con el fin de construir el  político presente tal como lo vemos. Imperios legaron a la religión y ésta con vocación de resguardo construyó camino a una concreta trascendencia. Vaticano hoy son museos, acervo sociocultural- religioso para la revisión de la era cristiana. Me declaro aquí un prejuicioso observador, pues me causaron curiosidad, el amplio y cortés abanico de colores que puede tener el género humano. En rostro y vestimenta reconocí; tibetanos, africanos, musulmanes, chinos e indios.

Salón de escultura grecolatina es una cautivante galería de casi mil metros  y obras por montón. Brillantes los antiguos artesanos que testimonian la magia  de la dedicación. 

Cuatro espacios recorrimos. La plaza San Pedro y su Basílica son su cara visible y postal, también  el museo y los jardines a un costado mirando al interior. De los primeros, una gigante catedral de estatuas papales y algunas de sus reliquias identificadas con sus emblemas pontificios. Pequeños seres somos frente a tan alta construcción.  Templo religioso y  mausoleo de Papas  por un lado, pero también símbolo de un grandioso pensar celestial para los hombres de aquel momento histórico ¿Cómo podríamos pensar el cielo? El resultado es una divina constelación de emociones humanas y expresión de lo mejor que tenemos y podemos entregar. Toda una creación de gran arquitectura, inspirado embellecimiento pictórico, a los que se agregan estatuas y relieves. En el segundo recorrido, deslumbrantes obras a través de una serie de salones y amplias galerías. Los techos decorados con pintura, policromados y finos detalles. En ambos lugares de la ciudad; filas inmensas de expectación para un trayecto casi interminable por una expresión artística majestuosa.

La capilla Sixtina es por si misma catedral de nuestra pequeña condición, en un universo pintado de impresiones que ocupan todos los espacios de su edificación. Observando tuve tal conmoción, que olvidé que existe un vacío que es altura entre entre el piso y la bovéda. Construcción símbolo de numinosa percepción primordial.

La tradición católica y su espiritualidad sin duda es muy rica en actores diversos y como tal  ha logrado mantener encendidas lumbreras de calidez y esperanza en sus más de dos mil años de historia. Para ser justos, a pesar de los fallos cometidos y por los cuales diversos prelados han pedido perdón público, se deben reconocer trayectorias muy fructíferas, en tanto contribuciones a una buena vida humana. Hay testimonios de bienestar de cuerpo y espíritu en lugares donde logró darse cuenta de la necesidad de diálogo en su vinculación evangelizadora. Siguiendo la metáfora de la cruz, la iglesia ha mantenido la verticalidad de su estructura, como dijimos "necesaria para proyectar", pero dándole aún más fuerza a la horizontalidad de aquellos brazos extendidos por un sacrificio sagrado. Esos brazos son signo de amor, servicio y acompañamiento a la gran comunidad de los humildes desde el humano aprendizaje que jamás se da por concluido.

Conozco convicciones que ocupan un lugar, testimoniadas en  su correcto actuar. Se de religiones refugio de normas e individuales emociones.  Ambas compartidas en valores replican mundos de sufrimientos y egoístas convencimientos. Es desafío humano reflexionar la creencia, para que sagrada sea lucha por un camino colectivo, ofrecimiento de amor hacia un armonioso destino. 

Hoy puedo decir, estoy agradecido por la vivencia viajera de haber conocido este Estado en el centro de Roma. También diré, desde mi punto de vista creyente, que aprecié la estructura y base eclesial que nace de ahí, no obstante valoro aún más esos brazos extendidos mostrando aquel gran horizonte de incondicional entrega para que el mundo sea un lugar mejor. Por ello, puedo concluir que Vaticano por si mismo no es espiritualidad, sino más bien contemplación de construcciones y obras que levantaron un país centro religioso mundial.  País- gobierno posiblemente con sus propias dificultades, pero con la gran responsabilidad de preservar y compartir uno de los legados religiosos inconmensurables que tiene la humanidad.  


Salud y buen vivir


                                             Paulo Vill



_

Link para que revises las demás cartas: Portugal, Andorra, Francia, Latinoamérica (con referencias a Guatemala, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Argentina) e Italia. Para cumplir con mi rutina de las "cartas viajeras" volveré a escribir después de haber viajado. Si no lo hago, una vez llegado a Chile, escribiré de Cataluña en España y  por último de Chile cuestión que será un verdadero desafío. 

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search/label/cartas%20viajeras

El triciclo. Una interpretación libre de la fotografía del chileno Alejandro Acuña

Fotografía de Alejandro Acuña. Antropólogo Chileno
Álbum fotográfico de Alejandro Acuña

Al otro lado del río es una frase metafórica, símbolo de una promesa. Incertidumbre para los que se quedan en la superficie; para los que miran el fondo, una intuición de seguridad.  Dos mundos paralelos encontrados por el mismo curso de agua, bendita libertad para las aves que vuelan. Para ambos lados una misión, la provisión de las riveras. Observo mi lugar, cuento los ciclos que han pasado y ya estamos  en el cuarto. El universo se toma de la mano y danza en círculo. El sol, el lucero, las mareas y los vientos. En un infinito segundo, un viejo árbol cayó mientras los animales parieron y los pollos dejaron su cascarón. Mundo originario, a ti nos integramos, es la tierra una lengua y nosotros somos uno con ella. Una majestuosa montaña cedió frente a la persistencia del océano que por siglos no cesó de luchar. Mantuvimos el correcto actuar, trabajamos y agradecimos por lo que no faltó la salud y nuestro alimento. 

 No tengo calma si quieto espero, los ciclos siguen cuando hay desapego.

Ruta de traslado, emocionante cruce de planos; tu y yo, nuestra sensibilidad. El espacio- tiempo en que vivimos nos manda, emprender la travesía de sabernos uno solo. Que las nieblas sean disipadas cuando aparezca tu barca. Recuerdo cuando marchaste, una estela de cometa ha quedado iluminando tu rastro. Tu madre y yo perseveramos como siempre lo hemos hecho, grabado esta en nuestra sangre. Tu espíritu, se hizo parte de mi orilla; el árbol que regaste, los frutos recogidos o el animal al que diste un nombre. El sol, pero más la luna me enseñaron a esperar y ahora estoy aquí con lo mejor que tengo, el sencillo instrumento de mi labor. Hoy es un gusto y anhelo llevarte conmigo a tu hogar. Andaremos a través de los ocho surcos para compartir la madurez que traes a tu fuente primigenia, mujer de tierra que paciente y en silencio se ha preparado para recibirte. Llevarte será mi oportunidad, así como ella lo hizo antes que ambos supiéramos que tuviésemos rostro y calidez.

_

En este Link comparto mi sección "Interpretación libre" dónde amigos han compartido ilustraciones, esculturas y fotografías para la construcción de relatos en este Blog.

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=interpretaci%C3%B3n+libre

Las reliquias de la ciudad

Parc de Montjuïc frente al Palau Nacional. Museo Nacional de Arte de Cataluña. 

Me encontré con las reliquias de una santa olvidada
modelo de mujer  que por su entorno es venerada.

Hermosa imagen, catedral de sonidos del viento
altar sobreviviente de conflictos y sufrimiento.

La costumbre católica  manda la construcción de templos
sepulcros y objetos especiales, reliquias con sentimientos. 

Los territorios tienen sus líderes llamados santos
ideales para una correcta vida y al Diablo dar espanto.

Hábitos que vienen de los antiguos y medievales
santas significaciones, disminuidas pero aún tradicionales. 

Debo reconocer el arte que en los templos se aprecia 
expresión sociocultural, la religión es humana esencia.

Estandartes y procesiones son  preocupación por lo Divino 
no sería posible sin una comunidad que se hermana con cariño.

Templos se esparcen  como monumentos por la ciudad 
historia y territorio que da sentido a  la pequeña comunidad.

Varias reliquias he visto en ti,  mi bella Barcelona 
varios relatos del pasado, te dan sentido y una memoria.

_

He desarrollado una línea de escritos  sobre espiritualidad originaria, en este caso desde el catolicismo  y su mirada peregrina en la Europa Medieval. Comparto link que puede ser de interés 

Sexto escrito fraterno: Los delfines


Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial del poema de Silvina Ocampo  que se llama "Los delfines". Al reflexionar me doy cuenta del latente mundo onírico al que me llevan esos juguetones animales acuáticos. Rescatar este poema es relevar a la Argentina latinoamericana, símbolo diario de una lucha entre dimensiones físico e inmateriales de nuestras sociedades que a pesar de estar inmersas en el sistema neoliberal, logran mantener con  mucho esfuerzo al ser humano como centro y única preocupación. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

Los delfines no juegan en las olas como la gente cree. los delfines se duermen bajando hasta el fondo del mar. ¿Que buscan? No sé. 

El lugar donde habitan los sueños es un gran flujo de agua de corrientes en todas direcciones. Se asemeja a un océano y se extiende hasta  el ultimo confín del mundo conocido. Un punto geográfico casi inalcanzable, una representación de mar que es frío, límites humanos para la exploración de casi todas las convicciones arquetípicas. Inseguridades de aquella hondura pocas veces alcanzada, pero de la que buscamos salir con premura. En lo recóndito, la penumbra dicta sus normas, frente a ello nos preparamos armados para nuestra defensa. Hay más fantasía que realidad cuando buscamos monstruos donde hay remolinos, fuertes corrientes y lava subterránea. Sin embargo, en este escenario tan misterioso aparecen millones y graciosos delfines que atraviesan la azul profundidad y se zambullen para salir airosos configurando una red de extensas constelaciones metafísicas.

Cuando tocan el fin del agua despiertan bruscamente y vuelven a subir porque el mar es muy profundo y cuando suben ¿que buscan? No sé.

Los miedos son recurrentes si sobre el agua me acostumbro a vivir. Recuerdo maremotos rapaces, que tragan casas de un solo golpe tal como si fueran animales furiosos, también bestias y hombres armados. Mucho tiempo me paralizó el recurrente sueño del agua cubriéndolo todo. Visiones hay muchas para una misma sensación de amenaza.  Cada cierto tiempo sueño a mis abuelas fallecidas, casualmente bien vestidas como para ir de visita,  confieso al verlas un involuntario momento de llanto. Serpientes vomitibas, anatomías humanas inconclusas y dispersas fecas humanas me han dejado sensaciones de asco. Encierro en lugares extraños y personas raras, disparos a mi cuerpo son miedo y súbito despertar. Presentarme frente a una iglesia vacía, encierro en un bunker antártico,  han sido causa de perpleja y un tanto ansiosa soledad.

Y ven el cielo y les vuelve a dar sueño y vuelven a bajar dormidos y vuelven a tocar el fondo del mar y se despiertan y vuelven a subir. Así son nuestros sueños.

Los sueños son sabias oportunidades de re conocer historias, apreciar ese dolor capaz de convertirse en fuerza. También adelanto, situarme en un inquietante futuro para mi más íntima preparación. Arrepentimientos, heroico inconsciente que me hace salir de la fila de los que se van para regresar a una misión combativa. La subida al edificio mas alto del mundo; máquinas de tiempo que me transportan sobre todo al pasado, quizás  demasiadas veces. Sexo y deseo, erectas muestras de un momento de placer. Podría dictar un manual de sobrevivencia para maremotos en los que aprendí noctámbulo a escoger montañas, objetos y corrientes auxiliadoras. Luchas guerrilleras en selvas exóticas que me dejaron un alegre despertar. Y un sin fin de paralelas experiencias reales en el espejo de mi corazón  que aprende a enfrentar el gran cúmulo de frustración en que puede convertirse el vivir. Los delfines emergen allí, como brillantes reflejos de los astros. Faros que  mi barco busca,  lugares donde fondear para así continuar la trayectoria, capitán con cuidado ropaje de grumete, observador de la tan multidimensional  partícula de arena que guarda debajo de su sombrero.
_

Te dejo link de los cinco escritos fraternos anteriores para que reconozcas tu país. Quedan tres.

Los bares ibéricos


Confieso que los bares peninsulares eran espacios desconocidos en mi ruta creativa, de explorador errante de divagaciones y constructor permanente de un estilo para el desarrollo de mi escritura y sus expresiones. Con este escrito realizaré un reconocimiento, en cuanto experiencia sensitiva, de los bares que son lugares para una muy variada gama de;
conversaciones en las mesas,
discusiones en las terrazas
indignaciones en las barras.

Una actitud no hay para estar, cada cual llega con sus particular individualidad a disfrutar por un momento de un muy necesario aire comunitario;
 de animada convivencia para la permanente 
recreación de una colectiva identidad.

En estos lugares, puedo estar abstraído y ensimismado, pero no dejo de percibir estímulos. Escenario de experiencias íntimas, un hogar que parece extenderse;
lo que me gusta y puedes dar, 
lo que me ofreces y quiero recibir.

Este escrito será un juego, les daré adjetivos a los bares que he conocido en la España catalana que es mi referencia actual. Espacios concretos de interacciones llamados "no lugares", como dice el pensador Augé cuando de paso estamos;
pero estos que les compartiré  ya tienen definición 
en la medida que producto de la historia con ellos  
le hemos dado características y una significación.

Debo dar gracias especiales a Maximiliano, que ha sido compañero, un inspirador y especial evocador de adjetivos para cada sitio, resultando una especie de tipología muy particular. En este preámbulo y antes de continuar, asumo también mi profunda alegría cuando con el experimento la participación;
a través  de una  bebida, una mediana  
y las famosas "bravas"  de este universo en cuestión.


Bar de la soledad, es aquel ruidoso de tapas gratis, de personajes y grupos, vestimentas, aretes y telas de colores. Siempre lleno y por ende más lento en su atención. Me parece que al señor Maxi a sus nueve años maneja altas expectativas respecto a la exclusividad que no se encontraría en este tipo de bares.

Bar de las soluciones, protegido bajo un techo que le da un aire de privacidad a su terrasa. Frente a una explanada abierta que da al río llegamos a recrear la idea, "las palabras difíciles fluyen paralelas a un curso de agua circulante". Conversamos berrinches y rabietas para descubrir en conjunto lo necesario para resolver sus malestares y discordancias frente a las normas que son autoridad en nuestra casa.

Bar de la felicidad, de dueños orientales, cercano al hogar y con las siempre preferidas patatas y olivas que hace las veces de tapas. Se hizo particular por ser el primero al que fuimos. Felicidad por su historia de fotografías bonitas que ambos nos tomamos. Recibió nombre por estar ubicado físicamente cercano  y con ello privilegiado sitio para reforzar experiencias en estas tierras lejanas que para él ya son recuerdos de variadas hazañas.

Bar de la tristeza,  solo tiene una barra integrada en una gran galería de locales comerciales. Atendido por un señor mayor, de pantalla y de mucha gente adulta,  en aquel lugar todos miran televisión. Creo que tristeza porque no oye ruido ni interacciones que sean de su interés. Confieso haberlo visitado sin él un par de veces.

Bar de la afición, es el de un gran aparato televisivo para ver el deporte favorito. Atractivo para la reunión y curiosidad del que busca un espacio en el mundo futbolero. Por la distribución de sus mesas estoy próximo  a él físicamente, observando sus emociones y crecimientos  como también  los deseos que tiene de participar en conversaciones de los mayores. El lugar hace que seamos  protagonistas, viejos y jóvenes conviven en familia. Al buenos días o buenas noches responden  todos los presentes, se aprecian incluso calzados de descanso como los que se llevan en la intimidad hogareña. Una familia completa, de tres generaciones lo atiende.  Hay compañeros de colegio que aparecen de pronto allí con sus padres lo que transforma el lugar en el más especial de todos.

Bar de las felicitaciones, se encuentra fuera del barrio. Llegamos para devolver algún gesto amable que para con nosotros tuvieron. Le dimos experiencias de conversación y juego de padre-hijo en  su terraza.  Ambos nos predispusimos hablando situaciones alegres mientras observamos el transcurrir de la ciudad desde su "ajuntament". Fue un lugar para la felicitación por un logro de esos que no se refuerzan en ninguna parte más que en la intimidad de un vínculo de paterno cultivo y atenta preocupación.


Grazie Italia


Querido Amigo, 


Un día hice el propósito de escribir repasando en mi memoria los lugares que conocía. Mi intención es simplemente compartir, actualizar este ejercicio humano que comienza con miradas y gestos, para con la madurez transformarse en palabras y actos. La vida nos lleva a distintos lugares, separándonos y reencontrándonos en un flujo sin fin. Hoy elijo tenerte conmigo, símbolo de lo apreciado como importante y a veces más significativo que los mismos lazos de sangre. Amigo eres tú y todos, el y ella, eres el amor por la tierra que es mi mundo y por el planeta que es el universo en el que aunque nos sintamos insignificantes y lejanos en el apartado Chile, de verdad que influimos. Acción concreta y no acción práctica para un mañana mejor. Gracias por estar ahí.

Octubre 2018

Italia es equilibrio de modernidad e historia, de industrias y castillos, coches y construcciones antiguas. Lo anterior teñido con un exquisito verde, excelente combinación para todo desarrollo de un país. Me dio gusto ver una bien cuidada vegetación que sin grandes pretensiones muestra calidez.  Llegamos a Milán, ciudad grande y con tradición; no puede ser de otra manera, el duomo y sus vidrieras en el centro histórico o la ultima cena de Leonardo están guardadas en su corazón. Por otro lado el castillo Sforzesco, una fortaleza defensiva  y su batalladora historia con reinos vecinos es un gran monumento,  allí tuve en frente al medievo con sello itálico. En todos lados  mucha pasta y pizza, restaurantes, esculturas y arte. Fotografías blanco y negro frente al teatro donde Verdi y otros grandes de la música se presentaron. Me sentí en un sueño, un ajedrez iluminado por el brillo de un gran foco en los lentes de un maestro, mientras el dragón  de la ciudad escupe un ser humano de fuego.

El sur es convertido en arquetipo de alimentación. La casi universal figura del hijo en lejana estadía por un norte frío e industrial. Una encomienda es seña de preocupación, cariño verde en casera conservación. 

Venecia es pensarse flotando en un mar acogedor, un millón de posibilidades desde un inicio protector. Era un siglo V de mucho tránsito y guerras con un norte amenazante de pueblos germanos. En la ciudad, se observa la tierra firme y sus callejones rodeados de calles y avenidas acuáticas. No hay coches; nada que tenga ruedas. Un especial sistema de transporte, el vaporetto y sus paraderos flotantes hace las veces de metro, tren y autobús. Me sentía en un extraño mundo,  intenté  hacer familiar todo lo que veía a través de todas las imágenes previas de la ciudad que brincaban en mi mente emocionada. Venecia es armas, comercio y acción. Escenario de misterios, música y espías,  carnavales, góndolas y lanchas. Es patrimonio de la curiosa humanidad siempre adaptándose a los escenarios cambiantes.

Buen vestir, correcta tela; moda de siglos y actitud duradera. Es el cuerpo un terreno propio, un ejercicio de agradecimiento por un vivir suficientemente bueno capaz de hacernos sentir grandiosos.

Florencia, es un museo al aire libre, el patrimonio familiar de los dueños y señores Medici creadores de un presente grandioso para un futuro de esplendor. Todo allí es finamente cuidado, no se si alguna vez los artistas y sus mecenas pensaron que sus esculturas durarían más de seiscientos años. Trascendieron guerras, terremotos y volcanes. Santos vigilantes de una catedral al aire libre. El desnudo femenino es recurrente, sin embargo la presencia del cuerpo masculino es mayor. Fina masculinidad de bellos héroes, grandiosos guerreros y seres Divinos. Estatuas de ilustres que parecen ciudadanos de eterno paseo por la ciudad. Esculpir era situarse en el espacio de los hijos y en los de estos y así hasta el apocalipsis. El puente Vecchio, estructura medieval; paseo, mercado y mirador, calle, vitrinas y barrio. Un ejemplo renacentista de todo el potencial que cualquier mínima obra podría tener por delante.

Castillos en la cima de una geografía de alturas. Fortalezas y casas señoriales observan  los planos y  el tiempo que avanza en sus pies rocosos. Sus faldas verdes las convierten en señoras distinguidas que muy sólidas vigilan el cotidiano espacio colectivo. 

Roma es una vía  para un paseo en el tiempo. Pasar ahí es ver esa primera roca sostenedora con la que se levanta el imperio de lo permitido en el cual se construyó el edificio en que nos cobijamos.  Roma es comida, vino, lácteos, quesos y pasta misteriosa por su textura y consistencia particular. La humanidad sintetizada en una calle, de la plaza Venecia hasta el Coliseo. Las construcciones romanas hasta la edad contemporánea hacen de la arquitectura un arte y una gran obra de proyecciones temporales. Blancas estatuas, de una vida agitada  al observar todos los colores de una curiosa humanidad turista cada vez más orgullosa de sus diferencias. Me sentí acogido por un amable sentir a pesar de la lengua, las personas hacían esfuerzos por mostrarte el camino buscado. Todos los caminos conducen a la ciudad del buen cuidado pasado.

La música televisada es un gran aporte sensorial. Colores melodiosos de tradición y letras solitarias. Grandes voces italianas para la transmisión actual de un idioma de bellas palabras, gestos y fuertes entonaciones.

En Roma todo es valioso, primero en las razones de la memoria, después en el bolsillo que nunca fue gran preocupación. Mirar atrás es orgullo. Defecto en nuestro sur de pasado colonial donde solo se ve adelante con cierta impulsión innecesaria. Ver atrás es sabiduría y sustentabilidad, proyección para trascender con lo mejor que se tiene. Visitar lugares siempre me provoca una cuota de nostalgia por los míos, solo no estoy, el fruto lleva grabada la historia del árbol en su semilla. Desde ahí reflexiono ¿quien gana en el universo de los libros de historia? ¿son los esclavos y sus reinos derrotados que levantaron lo que hoy vemos? o ¿los guerreros gestionadores de la riqueza que proyectaban  poder en obras para su gloria eterna? De alguna manera toda la tierra aportó a Roma como parte de la vieja Europa, esa que es cuna de una sociedad occidental que desde su inicio nos ha mostrado supremacía, guerras y con ello reproducción de desigualdades. Hoy en esta época en que tenemos un nivel de conciencia universal como nunca antes visto es que  cabe reflexionar sobre la amenaza de replicar viejas estructuras siguiendo a quienes les gana el afán anacrónico de sentirse centro del mundo. Terminar con ideas etnocéntricas es una lucha personal por haber dejado hace mucho de ser útiles para los desafíos de sobrevivencia y humanidad que como planeta hoy tenemos.

Salud y buen vivir

                                                  Paulo Vill


___

Link para que revises las demás cartas

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search/label/Ep%C3%ADstola

Un poema para Gaudí el contemplativo.



"no hay razón para no probar algo nuevo solo porque nadie lo haya intentado antes"
Antoni Gaudí


Gaudí señor de la arquitectura
apegado a la norma y a la rutina
toda la ciudad  en maqueta se convirtió
juego de mesa con varias piezas el creó.

Gaudí señor de la creatividad
observador de atenta profundidad
sus grandes obras nacen del íntimo sentir
todas las integra con la estética del existir.

Gaudí señor de la cristiana religión
devoto de la  Fe y la convicción
de la belleza natural cercano explorador
la sabiduría es arte, de la reflexión fue ejecutor.

Gaudí señor de la nación catalana
lengua vehículo de una causa identitaria
Barcelona ideal de una pujante modernidad
Cataluña en el mundo, vanguardia y prosperidad.

Gaudí admirado señor del espacio y sus dimensiones
estudioso de líneas, geometría e intuiciones
humilde personaje, genio silencioso y dedicado
mi gratitud por regalarnos lo afanosamente contemplado. 

Quinto escrito fraterno: Mis estatuas


Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial de un poema de Henri Michaux  que se llama "Mis estatuas". Al reflexionar me doy cuenta de lo lúdico que puede resultar el pensamiento simbólico, anclado en una realidad muy concreta de sueños e ideales. Rescatar este poema es relevar a la Bélgica europea, símbolo diario de una cotidianidad continental de encuentros y desencuentros. Todo un proceso de convivencia orientado por la convicción. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos.  


Tengo mis estatuas. Los siglos me la legaron: los siglos de mis expectativas, los siglos de mis desalientos, los siglos de mi indefinida, de mi inextinguible esperanza ya lo hicieron. Y ahora están allí.

Disfruto de mis estatuas a simple vista inamovibles, representaciones e ideas previas de lo que puede ser real,  el consenso convertido en memoria. Mis estatuas son parte de un edificio de galerías anchas, iluminadas por el sol de la mañana que habitualmente las sorprende. Estatuas que se miran unas a otras mostrando los detalles de sus rostros deseosos de futuro. No podría imaginarme el tiempo destinado a confeccionarlas, recogerlas y organizarlas. Mis estatuas danzan, son círculo; caracol desde la lejanía hacia un centro majestuoso y elevado. Son dioses de mil caras con manos que apuntan en cinco direcciones. Mis estatuas han aprendido a moverse, se aquietan también, inspiran y conspiran en un universo nocturno. Animales y seres humanos, cuerpos animados, espejos de quienes las miran.

Como antiguos vestigios, apenas si alguna vez comprendo el sentido de lo que representan. Su origen me es desconocido y se pierde en la noche de mi vida, donde solo sus formas han sido preservadas del inexorable barrido.

Estatuas que se diluyen, cobran vida, mueren y resucitan, reencarnan o se extinguen en la nada. Mis estatuas se organizan, confabulan para cambiar de orden. A veces me sorprenden,  yo creo que tienen gran soltura, juegan con la luna y sus cambios. Son amigas de la noche y se transforman en semillas,  ellas eligen  el lugar para crecer siguiendo las milenarias tradiciones. Hay otras que caen. Ocurre que es un momento místico, muy serias desarrollan el celosamente guardado ritual de agradecimiento. Luego de ello,  y con mucho respeto se reparten trozos de la caída para ataviarse. Mis estatuas son vanidosas y egocéntricas, siguen la visión oriental, ya que también son organizadas y ceremoniosas. Un poco de oscuridad en la luz y otro de luz en la oscuridad.

Pero están allí, y cada año su mármol se endurece más, blanco contra el fondo, oscuro de las masas olvidadas.

Están allí, no se irán. Se desafían, se conectan y dialogan. Son un todo y son partes. Aprenden en la ayuda y en la discusión, se quieren y son amables entre si, construyen un universo de expresión. Las que se aislaron, las que optaron por un camino solitario, dejaron de compartir, se endurecieron hasta terminar oscuras, apagadas y sin vida . Este destino es peor que caer. Asumo que con este  fatal camino a veces siento miedo y otras compasión. A pesar de esto, también brindo por ellas, las que fallecieron en la oscuridad del individualismo, las que se quedaron pegadas en el mundo que ya no está. Ellas sentaron bases para que las otras crearan este cosmos de infinita expansión desde esos protegidos puntos ciegos de las galerías vigiladas. Honro y celebro las que aprendieron de la luna y su danza nocturna porque de ellas será el futuro. 

----

Si les gustó esta  sección, comparto un link para que visiten los demás escritos fraternos 

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=escrito+fraterno

Temuco, el adolescente de una pequeña casa al margen de la gran ciudad.


Temuco es un adolescente de una pequeña casa al margen de la ciudad.  

Su madre  es bella, con tez color oscuro como la buena tierra, en tanto su padre  es un rígido burócrata. El origen de esa relación se entiende por el afán controlador de este señor y la necesidad de contar con mejores niveles de vida en la mujer. El padre es muy famoso en el barrio, habla del orden y se muestra orgulloso de cuanto a dado a su familia. " no todo es malo" dice. Con el tiempo ambos se acostumbraron a estar juntos.

Temuco busca identidad, crece escuchando música de lugares lejanos, se deja conquistar por artistas y corrientes. Le gustan las modas y se inquieta a veces al no tener un único interés que lo haga sentir bien consigo mismo. En su intimidad es muy severo, cada vez que le gusta algo nuevo desecha las anteriores simpatías.

Se le aprecia inseguro y es que teniendo un padre autoritario no se atreve a resolver sus problemas, tiene el mal hábito de esperar que las cosas las resuelvan otros. A veces siente que todo en él es conflicto; tensión permanente entre quien es, lo que quiere y como otros lo aprecian. Su autoestima es fluctuante. ¿Que adolescente no le gustaría ser como sus amigos mayores?; en definitiva, podemos decir que es un típico puber, es transición y búsqueda de espacios en el mundo de los grandes. 

Temuco es más bien menudo y de rasgos morenos como casi todos en su barrio. Es impaciente y luchador, nada le ha sido regalado. Desde su emocionalidad, rechaza las imposiciones, tiene un carácter fuerte, deja salir sus rabias, aunque son reprimidas rápidamente por su padre. Podríamos decir que es muy sensible a la vez. En largos ratos de silencio nocturno cree haber percibido su alma. Por momentos muestra su coraje; es gigante como una montaña en medio de la ciudad,  es tierra en movimiento e intranquilo volcán; también un fuerte caudal escogiendo un trayecto. Reconoce sus heridas y no le gustan; ocupa tiempo y energía en esconderlas. Este niño esta lleno de contradicciones, ha tenido lo suficiente con mucho esfuerzo y con un costo que el no hubiera querido como es, la represión y  el maltrato. No se le ha escuchado jamás, por lo que cada parte de él es memoria de insatisfacción.

Tiene dolores recurrentes. Ha vivido heridas, que veces le consumen como si fuera fuego. Después de ello, solo quedan  vacíos difíciles de cicatrizar.  El joven se siente inestable, si tuviera que reconocer traumas sería los provocados por un padre de buenas intenciones y métodos violentos. Su madre por otro lado  ha ofrecido todo lo que ha podido. Ella es luchadora y resiste, transmite mensajes claros, pero de pocas palabras, es que su amor como sus llamadas de atención son más bien no verbales. Tiene más hijos y por todos ellos está viva, confía en cada uno y se conecta desde ese estrecho vínculo que ha forjado, uno a uno de manera especial.                                                                    

Temuco crece, pero a veces siente que no madura, como que siempre será el adolescente del barrio al margen de la gran ciudad, no porque no se den las condiciones para superarse; sino más bien porque la expectativa que tienen otros es un camino que no le gustaría seguir. Asume que necesita ayuda para mirarse y replantearse descubriendo sobre todo sus cualidades. No quiere  repetir modelos que no le gustan. Se siente muy presionado a seguir "estándares esperados" que de alguna manera lo desintegran. Es que sabe muy bien la diferencia entre los árboles, unos son lisos, uniformes y sin ramas; mientras otros desarrollan curvas y un despliegue de brazos que lo llevan a mostrar sus raíces,  engrosar su tronco y dar formas a sus ramas de manera maravillosa. 

Su principal disfrute son los paseos y las celebraciones. Tiene mucha fiesta; aunque más bien reservado, su melancólico ánimo lo cohíbe. A veces le gustaría ser mas efusivo, pero se queda silencioso y prefiere mantenerse observador de los festejos, en los que se ríe compartiendo con otros.  Desde un tiempo a esta parte se encuentra en un proceso contemplativo de si mismo y su mundo. A pesar de que se critica mucho, también se reflexiona. Ha aprendido a tratarse con cariño, a su corazón le regala música, murales de vivos colores, cultivo de artes, narraciones de cuentos y poesías. Cada célula armoniza con  valores, tales como; solidaridad, reciprocidad y sentido comunitario.  A pesar de lo resentido y desconfiado que puede estar, necesita expresar para vaciar toda esa amarga historia y definir el norte hacia donde mirar, o quizás una ruta que abrir en el sur.  Todo debe fluir a su tiempo; como el solido hielo que de la cordillera cae abriendo paso al torrente. Desearía ser río para llegar a conectarse con la inmensidad de lo pleno que por ahora es una muy intima intuición.

Temuco se adapta  y aspira a la trascendencia. Es un arbusto de muchas ramas sintiendo que tan gruesa y fuertes son sus raíces. No solo crecerá como un gran árbol, sino que se expandirá en cada milímetro de todos los espacios que encuentre, desarrollando sus miles de brazos, que  entrarán  en contacto con el follaje de ese gran bosque de materia y espíritu que deseoso espera acompañarlo como un hermano.


_

Este escrito sigue una secuencia sobre las ciudades de vivido en la Araucanía o Walmapu desde el origen mapuche de la tierra. Son tres lugares; Gorbea de nacimiento, Pitrufquén de crianza juvenil  y Temuco donde me he desenvuelto como estudiante y profesional en la adultez.
           
https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=gorbea+las+hierbas

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=pitrufqu%C3%A9n



El oficio de contar hazañas




Dicen que es correcto el actuar de la tierra que para hogar se alza
Cumpliendo con formal tradición y de adobe construir murallas
Resultando un cobijo para la tribu que creció de las cuidadas semillas
De quien sabe que gentil hombre con quizás que devota dama
Que para recordar su amor, sueños y sacrificada existencia
Dejaron en el árbol de camelias, un secreto y una herencia.
Querido Pablo, muy amable caballero San Carlino,
¡Que no le falte familia, cerdo generoso y un glorioso vino!


Un ordenado y amable caballero
de linaje de santos y guerreros
de América del Sur se ha enamorado.
Viaja al encuentro con su dama
que con dulce suspiro está encantada
las sinceras atenciones de Ferran
por ella son muy apreciadas.
Es que no muchos amables caballeros
de linaje de santos y guerreros
han logrado a la bella América querer
haciéndola sentir como lo que es
¡Una fuente y maravillosa mujer!

A Marcelo

Desatas amarres para libre explorar
el mundo interno de espesas llanuras.
La fuerza de cien caballos encauzados
correcto actuar para un mundo yermado.
Preferido animal de nobles batallas;
con cuerpo de pez,
transportan por agua la tradición sagrada.
Con alas por el aire,
héroes triunfantes con armas poderosas.
De humano torso amable,
con pacientes virtudes que alimentan
el gran faro que aleja la oscuridad
con decisiones y confiada voluntad.

Cuarto escrito fraterno: Todo esto es mi país.


Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial de un poema de Sebastian Salazar Bondy que se llama "Todo esto es mi país". Al reflexionarlo me doy cuenta de la nostalgia del tronco por su raíz mientras procura sostener el gigante follaje posterior a él. También sobre el camino decolonial de íntima conexión entre sentimientos y razón. Rescatar este poema es relevar al Perú latinoamericano y multicolor; diverso, hermano, servicial y atento. Re leeré algunos de sus versos y escribiré prosa junto a ellos.  

mi país ahora lo comprendo, es amargo y dulce;
mi país es una fiesta de ebrios, un fragor de batalla, una guerra civil,
un banquete de hambre, un templo de ceremonias crueles,

Latinoamérica es mi país. Reflexión crítica sobre agrado y pertenencia. No es amor ciego de enamorados; es amor familiar construido de una relación a largo plazo; desde nuestras diferencias maduramos, convirtiéndolas a través de la empatía. Todos somos próximos; generaciones que paren madres y padres, hermanos y tíos que juegan mientras se transforman en nuevos padres y madres. Nos instruimos en el arte de pelear, reconciliarnos y reír tal como lo hacemos en ese primer ambiente que nos recibe y en otras es escogido. La tierra madre es ofrecimiento eterno, nuestro padre en cambio, nacido de la explotación y violencia se volvió trabajo duro. El es todo un patriarca que nos conduce inconscientemente por un  proceso de reconciliación y diálogo. Claro que no todo fue malo, la historia nos forjó en lo que somos. Agradezcamos por ello. Armónicamente nos pensamos desde la memoria. Nos reconocemos latinoamericanos de luces y sombras, de fuerza y esperanza. Algo extraño en el corazón me dice que la esperanza es nuestro sello e íntima certeza. Es una llave que bien usada  nos abre presentes. Arraigado en una raíz que nace desde el centro de la tierra, somos  fuego difícil de apagar.

un plato vacío tendido hacia la nada,
una extraña silueta que abruma con su brillo la soledad
un estrépito que apaga todas las músicas terrenales,

Sueño a Latinoamérica cambiando egoístas ambiciones por la creación de colectivos realismos. Mejores lugares en un horizonte próximo. El nuevo día nace con los rayos que lentamente iluminan esa a veces tan aplastante oscuridad. La tímida luz, por muy primera que sea logra anunciar el  nuevo día que se instala con ella. ¿será ingenuo asumirlo o es demasiado optimismo?. Derrotaremos violencia con unidad.  No seguiremos modelos, no resentiremos ¿ para que? solo perpetuaríamos cinco siglos de abuso y casi un siglo de aprovechamiento y manipulación. Latinoamérica metacognitiva y capaz de lo que se propone.  Se observa, se  piensa y se contempla. Creo en la contemplación, es el camino primigenio, nuestra identidad particular y principio de un encuentro con nosotros mismos. No somos mala tierra; si no tenemos conciencia, así la dejaremos.

mi país es mi temor, tu ira, la voracidad de aquel
mi país es la mujer que amo y el amigo que abrazo tan solo por amigo,
la aventura de existir y el orden en que elijo mis sacrificios;

Declaro mi amor por ti, conciencia de Latinoamérica, tengo más esperanza que la nieve de los Andes levantada de sur a norte del planeta.  Tres veces América y todas las que sean. Iré donde tu vayas me resentiré cuando tu lo hagas y buscaré develar tu orden injusto. Confrontaré  lo real con lo soñado, ¿que mal podría salir de ello?. Alternativa es el conocimiento de los pueblos que con sabiduría  y resistencia admirable no te dejan sola. Sentipensar es verbo nacido en tu cosmos, saber solo recogido de las emociones y admiración, desde nuestro entorno hasta el de todos y todas. 

mi país es tuyo,
mi país es mío,
mi país es de todos,...

Latinoamérica  casa grande, fiesta comunitaria, celebración de nuevas ideas y buen vivir. Generoso espacio abierto a compartir;  Conosur  de aguas caribeñas, Fresca Centroamérica de viento andino y zona Bolivariana que regala anhelos de unidad de los latinos del norte continental.

-

Quedas invitado/a a recorrer alguno de los escritos fraternos anteriores en el siguiente link

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=escritos+fraternos

La primera de todas.

Poema visual transitable de Joan Brossa. Sector Velódromo de Horta. Barcelona- Catalunya.

La vida entera depende de cuatro letras.
Federico García Lorca


Todo nace entre tus piernas
primigenia piedra angular 
gran obelisco en la tierra bifurcado 
huerto de frutos obsequiados.

En la montaña y el mar, 
del agua, aire y espacio sideral
en todo lo inmenso estás 
Amable te sitúas en todo lugar.

Redonda y triangular
geometría sagrada
naciste de un ave milenaria
antes de grafía fuiste animal.

Te sitúas como la grande
en las letras muy frecuente,
pero tu orgullo haz de vigilar
podrías perder de vista
todo el cambio trascendente
de una palabra al terminar.

Por ello te prefiero al final,
para agradecer el resultado
gesto y vivencia particular
amor que no será prejuzgado.

                        _

Empiezas, por eso estructuras,
quieres y por eso forjas 
de ti habré de revelarme
hasta que logre darme cuenta 
como se persevera cuando eliges 
las rutinas y sacrificios que permites.

Abres y cierras un trayecto
que sin duda tendrá un fin
expreso sentimiento cotidiano
con la sola meta de ser feliz.

Recolectora de historias,
relevas costumbres
con precisión acertada
tus metas cumples.

Con mi esencia has sido coincidente
misteriosa te apareces en este rincón
un deseo y una amorosa constante,
un camino guiado por una intuición.

Confío en tu experiencia
flor que traspasa el hielo
para cumplir tu divino mandato
de reflejar los rayos del cielo.

                         _

Del sur dónde vienen riquezas
del sur de bosques y sencillez
Ñizol mapuche la primera, 
femenina Ngen creadora
una mujer primordial
en un Wallmapu espiritual.

De tu sangre brota el mundo
que bendice y fortalece
la naturaleza respetada
es buen vivir que crece.

Sangre  que enciende sin condición
sobre todo si viene directa del corazón
sangre que renueva lo que somos
repitiendo el latido del cosmos.

Mito de origen cultural
norma Transcontinental
sacrificio de hombres y mujeres
cuidado valor en todos los seres.

                         _



Te invito a revisar más escritos cuya fuente de inspiración es el diálogo  con imágenes de la bella Barcelona tomadas por mi móvil patiperro.

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=barcelona           


Un sueño, un mapache y una isla.



Era un sueño pequeñito
agradable y perseverante.
Tímido, a veces destelloso,
cariñoso otras vergonzoso.

Jugando aprendía emociones
de a poco reconocía sus acciones.
Mientras sus deberes de sueño cumplía
la meta de no frustrarse definía.
Impaciente se preguntaba
¿Cuando este sentir se marcharía?

Imaginaba una pequeña isla
con una fuente para beber
y así de sed no desfallecer.

Al lugar se transportó,
y montones de agua bebió.
De pronto, de un gran susto
¡El agua por la nariz salió!

Un mapache gris y negro
salió de entre los árboles deseoso;
le apetecía comer a ese goloso.

El mapache era valiente y fiel.
Amablemente compartieron
el agua, los frutos y un pastel
que de la isla y su fuente recibieron.

El sueño y el mapache
frente a frente se dijeron
¡Algo en común tenemos!

La diversión es unidad
motivo para que ambos
construyamos amistad.


Emil y Max. Un actualizado recuerdo.


Poesía es como lluvia fina
Verano, sol y paterna rutina
El parque, lugar de reunión infantil
Una tarde que puede no tener fin.

Existen hechos sin causa probable
Sincronías de personas amables
Ojos que refuerzan acercamientos
Simpatías buscan descubrimientos.

Muy atenta observación del otro
Un alegre y esperado encuentro
¡No espero tu refuerzo especial!
¡Siempre me alegro de verte cordial!

Soy pequeño y sigo tu ánimo
Soy  crecido y sigo tu sonrisa
Tácito acuerdo de compañeros
Cada día pelota jugaremos.

Valoro la magia amigos crea
Valoro la gracia nacen ideas
Interactuar, acción para destacar
Reflexionar, hábito que recordar.


Tercer escrito fraterno. La tarea de sorprenderse



Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un alto número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial de un poema de Kurt Martí  que se llama "Sorprenderse". Al reflexionarlo me doy cuenta que podría ser una sencilla y gratificante tarea, de no ser por el posiblemente cada vez más fuerte materialismo del contexto actual. Rescatar este poema es relevar a esa Suiza europea, de consensos y opciones, centro de encuentros y preocupaciones por un mundo mejor. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos.  

libres la mente 
el cuerpo

Reflexiono poesía que asciende cuando se acompaña del amor por la sabiduría. La libertad es camino de valientes, es seguir la estrella de la convicción reservada para los observadores. Las personas tenemos una medida, un útil patrón por donde juzgamos nuestras experiencias. Norma en nuestros sistemas sociales y económicos es el paradigma del status quo. Salir de allí, se ha transformado en una hazaña; una gran tarea de desarrollo humano es la escapada de las garras del mercado y la política. Ambos son brillantes y muy seductores. Al final del camino, prisiones de las cuales muchos se arrepintieron de no salir.  Dentro de este sistema económico, existen limitadas alternativas para reducidas causas.  No hay nada más valioso que una vida que optó por el servicio de una personal y sublime motivación.

que hacer, 
puesto que todo ha sido hecho?

Antes de conocer tenemos pre concepciones de lo que sería posible encontrar. Cuesta modificarlas, su mantenimiento nos da seguridad. Guerras se han librado para no tocar el concepto de mundo con el que se nace. Fundamento de toda acción y omisión que perpetúa el orden en que se ha resultado favorecido. Una gran ventaja para la vida, pero limitadora de nuestro potencial humano al contrastarla con el sufrir ajeno. Es necesario repensarnos; con los pies en Europa y con el corazón en Latinoamérica ¿quien sabe como hacer patria grande? ¿quien sabe como la injusticia puede desaparecer? o ¿como conseguiremos un dialogo sin imposiciones? ¿como valorar luchas de pueblos que buscan ser autónomos hasta sentirse una nación? ¿de que manera podrían no perderse las lenguas del mundo? ¿como aprender de los grupos humanos que respondieron a desafíos de un planeta condenado por la sobre explotación? ¿como dejar atrás de una vez por todas el racismo y discriminación?.

sorprenderse que haya lo que hay 
y que nuestros ojos lo vean.

La poesía llega a lo alto cuando de la espiritualidad se hermana. El que asegure que todo ha sido hecho decreta el fin del mundo sin posibilidad de conversión. La sencillez pareciera la única fórmula para ser mejores. Conocer significa humanizar, humanizar es conciencia y ésta es armonía. Somos un casi perfecto circulo, nuestro universo es una circunferencia y somos su centro. ¿Sorprenderse? ¡por supuesto que si!. El tiempo es significativo si consideramos que cada partícula de lo que vemos es memoria de una gran serie de estrepitosos fracasos que han  permitido una cantidad de sublimes hallazgos.

Agradezco ver maravillosos logros humanos.
Agradezco las luchas que me permitieron esta etapa de vida.
Agradezco reconocer amor e incorporarlo en mis anhelos que serán futuro.

Una casa de curiosidades y gatos.




Había un a vez, un país donde existían casas solitarias. Una de ellas se forjó de las impresiones que un hombre andante recolectaba y que en sus muebles se transformaban en curiosidades. Tantas llegó a tener que sin darse cuenta aparecieron gatos. Todos saben que son muy amigos de la novedad, por lo que rápidamente invadieron ocupando los espacios y reclamando atenciones. En ocasiones, se aburrían de explorar, entonces se dedicaban a  perseguir recuerdos de transeúntes repentinos, a fin de cuentas en todas hay algo de novedad que escudriñar.

Esta casa era especial, al mirar sus altas paredes daba la sensación de que la propia mente estuviese colgada. Existían varios y muy pequeños rincones oscuros frente al gran vacío quien era el indiscutido dueño del lugar. Candelabros alargados cubrían el cielo de las habitaciones, sus curvas de bronce eran como enredaderas. Todas terminaban en ovaladas bombillas grises por un sutil polvo. Fueron el reemplazo de las velas que alguna vez tuvieron sus días de gloria. 

Mundo viajero de intercambios. Ilimitados mensajes surcan el agua,  la tierra  y los cielos para instalarse construyendo tiempos. Aquel andante salió en el ayer y sin darse cuenta encontró un mañana.  Fue testigo de una historia pretenciosa. En aquella casa se instaló la añoranza como condición, regla que mide y argumenta. Potenciales interacciones crearon presentes desesperanzados que se han justificado en ayeres inconclusos.

El tiempo fue confabulando para crear mañanas ansiosos. Con mediana certeza,  ahí estaba el origen de aquellos gatos ladrones del presente. Nadie los invitó, solo llegaron. La casa se sintió animada al inicio, sin embargo se multiplicaron para ocupar aquel gran vacío. Todas las construcciones tienen sentimientos, ésta no es la excepción, por ello jamás se atrevería a botarlos. No era problema de gatos sino de mala memoria. Fue olvido constante solo animado por fiestas repentinas. Fue un proceso lento, aunque nadie sabe si se inició antes de la llegada de las bombillas, las que simplemente permitieron iluminar el transcurrir silencioso de la casa que abandonada por las personas ha sido ocupada por tan atípicos moradores. 

Pitrufquén, tierra de cenizas, crianza y travesías.



Esta historia es ofrecida para que la dificultad sea siempre vencida
no importa la cuestión,  hay familias que sin buscarlo son queridas 
Pitrufquén me diste músculos y mi inquietud alimentaste
para emprender trayectos de aprendizajes me llenaste
Amo a tu gente que cordial me mira como un familiar
Amo tu río que refresca y que su furia oportuna muestra
Tengo lo suficiente para la felicidad a diario merecer
Cuento con experiencia para mi escritura hacer crecer.   


En un país lejano, animales vivían al lado de un río de gran envergadura cuyo norte era un valle de lobos. Ese lugar era llamado "Tierra de Cenizas". Allí se encontraba uno que sin ser ave tenían pico y sin ser nutria una cola. Era un recién llegado, junto a su familia provenían del pueblo de las anguilas un tanto más al sur. Su casa la conoció antes de terminada y allí estuvo hasta que se hizo pequeña. Tan ajustada fue resultando, que lo incomodaba y no lograba contenerlo. Se arrancaba, preparándose para el momento en que la cambiaría por un hogar a su medida.

Lo adoptaron las garzas silvestres circulantes en el aire al ver su parecido, pero también los castores de río que  observaron sus similares rasgos. Cada una de las grandes familias lo sentía parte de si; unas lo jalaban al cielo y las otras lo empujaban al agua. Sentirse parte de ellas lo consideró un gran regalo. Para ambas, esa tierra era un puerto provisorio, un espacio de descanso de una  gran ruta de múltiples direcciones desde la profundidad del agua al infinito cielo; o desde las altas montañas al mar. Una de ellas, conducía al siempre importante sol detrás de las nubes; la otra a represas o especies de "micro mundos de alegría" en varios rincones.

En aquel territorio, bañado por un especial río, no se dejaba de aprender. Muchos se quedaban en el mismo lugar, la seguridad del entorno ofrecía buena caza para los que sabían donde encontrarla. Este animal tan particular, necesitaba desafíos y  la otra orilla se transformó en uno. La ribera norte le pareció entonces, como una atractiva mujer que le guiñaba el ojo durante las tardes de vuelo con las garzas y excursiones con los castores. Sin duda era un entorno privilegiado ese caudal; a veces era tan ancho que todo el mundo estaba en él y otra tan pequeño que no entraba una persona. Tenía además, una corriente furiosa como la de un tumulto lanzando piedras en una marcha callejera y era veloz como una carretera de alta velocidad. Su recorrido era un trayecto extenso, pasando por un cima coronada por una antigua guarnición contra los pumas, primeros habitantes del lugar.

Una noche de luna llena, siguiendo a los curiosos castores llegó a la cima más alta de aquel lugar. Allí fue sorprendido con una impresionante visión. Una prueba para su valentía fue observar  el místico suceso; un brillante disco plateado en el cielo y su capacidad para transformar ese fluir de agua hacia el oeste, en una gigantesca culebra de espectacular ondulación, como dicen los pumas originarios,  al océano azul  de color y profundidad. No logró apreciar su boca, aunque imaginársela era muy fácil, de haber querido podría tragar toda una ciudad.

Un día  lo decidió y conquistó aquella mujer, orilla  norte luminosa amada desde el primer momento. No le importó partir, con las aves volaba, con los castores nadaba y con los naturales habitantes de ese afluente se alimentaba. Peces aventureros, peces veloces y juguetones, risueños mueven su cola orgullosos de llegar al mar sin que los pescadores los distraigan de su misión. Los habían entregados, agradecidos y decididos, capaces de empujar en invierno a los arrogantes puentes construidos con la pretensión de dominar la natural fuerza de este micro universo.

Llegado el momento se despidió sin un mapa, pero con su corazón de brújula. Un mundo de aventuras lo esperaba ofreciendo sonrisas a cambio de sus curiosas visitas.

Podemos decir que la historia continúa. Se concluirá esta parte proclamando que las aventuras de aquel animal parecido a las aves y a los castores recién comienza. Promete mejorar en la medida que el escritor decidido a compartirla continúe por la senda elegida de poesía y narración.