Tarot introspectivo para el recuento anual.


                       Alguna vez, lleno de inquietudes enfrentaba cambios que jugaban con mis sensaciones y las deudas que mantenía conmigo mismo. Fue en ese momento que reconocí ciertas sincronías que se unieron conformando una cadena para conducirme al Tarot. Siempre me ha entusiasmado el carácter misterioso de una elección, más si me enfrenta con un espejo de coloridos símbolos. Con el tiempo y el estudio, descubrí que los rasgos y los arquetipos allí reunidos son condición humana y vivir cotidiano.

                        La clave Tarot hace presentes sus colores y formas de relación al mundo real. Para mi, es un juego introspectivo desde un sistema de representaciones que me invita a la metareflexión. Hoy reviso el tiempo transcurrido y medito. Analizo mis experiencias y las comparto. Es un aprendizaje relevante al momento de proyectar mi saber hacia los que quieran. Los arquetipos de las principales situaciones serán mi compartir, junto a una carta aliada que guió el período desde la noche de año nuevo.

                          El ermitaño, si bien jamas me he sentido solo, en un inicio habían condiciones físicas que me llevaron a reconocer la montaña en la que estaba construyendo mi futuro. El bastón para apoyarme y un farol para espantar las sombras fueron mis amigos. Energía y ganas para despejar, sentir y pensar lo que venía por delante. El papa comunica, transmite saberes, vivencias que conectan planos. En la práctica, se construyó un espacio de lectura mirando a los demás como no lo había hecho antes. Fue gratificante la interpretación de este código de figuras apreciadas en conjunto para la comprensión de situaciones de vida. Un Papa transmite mensajes superiores al plano físico, es centro del circulo virtuoso y eje conector de planos. La estrella llega a ocupar un lugar en el mundo, es situarse y entrar, reconocerse importantes a pesar de la distancia. Fue encontrarme en una posición central, universo de lineas rectas donde la frescura baña las frustraciones y nostalgias. Fresco río de amable caudal que ordena las células para crear formas y fortalecerlas con los nutrientes sagrados de agua y luz. El juicio es reflexión y renacimiento, momento sostenido por un circulo protector que eleva como parte de un renacimiento inevitable. Las tumbas quedan vacías cuando la conexión mística logra atar lazos de fraternidad. Los tejidos resultantes de aquellos círculos, cubren y unen para una reconciliación de formas y fondos. Llanto por un padre ausente, refuerzo de una orgullosa convicción de autonomía frente al dolor. La luna cambiante brilla mostrando la necesaria potencia de las certezas; un respaldo emocional, un íntimo apoyo. En este cierre de ciclo estoy cerca de la luna, oscura y sensorial lumbrera; paciencia, perseverancia y certidumbres casi devoradas por los monstruos que se ocultan  en confusas estelas de niebla. Vivo la luna; mística y creadora, misteriosa expresión de cambios y fantasías.

                           El mago, mi carta aliada de este año, fue potencia,  principio y respaldo, pero también inexperiencia y la adolescente necesidad de apoyo a pesar de contar con lo necesario. Son herramientas y fórmulas acompañadas muchas veces de incertidumbre. Mago en el presente es escribir, proceso alquímico conectado necesariamente a la vivencia. Creación de alternativas para un principio de conciencia y potencial de transformación. El Mago son palabras cargadas de unidad para un futuro, que como tal, aún no es reconocido.

_

link recuento 2017- 2018

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search?q=tarot

Séptimo escrito fraterno: No acabarán mis flores.



Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial del poema de Nezahualcóyotl llamado "No acabarán mis flores". Al reflexionar me doy cuenta de la sabiduría ancestral de la América precolombina. Rescatar este poema es relevar a México latinoamericano, símbolo de memoria y patrimonio inmaterial de convicciones y trascendencia. Colectiva unidad de humilde, esforzado y sensitivo querer. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

No acabarán mis flores, no cesaran mis cantos, yo cantor las elevo.

Cuando decidí escribir fue un momento especial. Nada distinto a los comienzos de cosas importantes con las que nos vemos enfrentados los seres humanos ¿que hacer en un escenario radicalmente opuesto a lo acostumbrado? entonces fue cuando me di cuenta que esas profundas inquietudes, permanente deseo y expectativas, se mantenían conmigo aguardándome en una especie de jardín secreto. Un paraje de flores que intuitivamente había sentido, espacio mágico que en mi caso se encuentra detrás de un alto amurallado. Había llegado el momento de reconocerlo y valorar lo que allí encontraría. 

Se reparten, se esparcen. Aún cuando las flores se marchitan y amarillecen.

En un inicio, no creí todo lo que su puede encontrar allí. Muchas flores empujadas por un viento fuerte como el puelche cordillerano salieron e inundaron todos los espacios conocidos. Son  canto y poesía, son música que se oye bajo el durazno de enero o el aromo de septiembre. Relatos hechos para compartir y perdurar incluso más allá de que el ultimo libro sea corroído por el olvido. Un humano cúmulo de experiencias que son semilla para nuevas flores que se esparcirán en tierra fértil. Ellas las muy orgullosas existen para apreciarlas, pero sobre todo, amarlas con los cinco sentidos. Vuelan esparciendo su germen de vida. Se mantendrán protegidas del sol y el tiempo, hasta después de que la luna y sus ciclos hagan lo suyo. La perseverancia premiará abriendo los ojos al brote de hierba, alimentándolo con todas las condiciones del lugar.

Serán llevados allá. Al interior de la casa de ave de plumas de oro.

No creo que las palabras duren por siempre, siento que se transformarán, incluso hasta podrán desaparecer. Mis ganas son de que sirvan de abono en tierra blanda y acogedora. Un legado para más jardines que quizás las necesiten. No obstante también pueden ser conducidas al hogar del pájaro de mil plumas, ese  que vive en una nube, la del horizonte que anuncia los días. Plumas de divinidad, duraderas y eternas. La casa es su nido, lugar de descanso y alimento de generaciones. Lo alto es espacio de anhelos y  sueños que vendrán. Allá donde vive el sol sagrado, centro que marca el tiempo circular, un escenario contemplable desde la remota humanidad. Brillante poesía es pluma dorada conservada como el flexible material. El ave de plumas de oro y luz guardará aquellas letras. Simiente de trascendencia, símbolo que une las dimensiones donde las personas no dejamos de  buscar el sentido perdido.

_

Te dejo link de los seis escritos fraternos anteriores para que reconozcas tu país. Quedan dos.

Fabián ecuatoriano



Fabián amigo andante
de las rutas explorador
todo un caminar migrante
 su corazón en Ecuador.

Hombre muy amable
voluntarioso y trabajador
alegre y también sensible
constante y emprendedor.

La Fe es perseverancia
camino difícil de mantener
actuar de coherencia
para la rectitud defender.

Experiencia compartida
compañerismo y paternidad
encuentro de juegos y comida
práctica de fraternidad.

Conocí un poco de tu país
cercanía, historia y alimento
tu amistad me hizo feliz
se agradece tu actuar atento.

Tu experiencia es viajera
adaptación permanente cada día
aventura de tristezas pasajeras
comprensible los ratos de melancolía.

Ecuador tierra de buena gente
humilde canción de ave cantora
Sudamérica gran país y continente
la vida es un bolero que se entona.

Mis buenos deseos para ti y tu hija
éxito para ambos en sus trayectos
creo en  las posibilidades que ambos elijan
para el  buen desarrollo de sus proyectos.

_

 Comparto link con las publicaciones de poesía dedicada

https://laventajadenocontenerse.blogspot.com/search/label/Poes%C3%ADa%20dedicada

Madre de mis palabras



Madre de mis palabras
y padre de mis intereses
tierra, prójimo y memoria,
todos los relatos  en ti comienzan
tu eres el inicio de mi historia.

Te conocí madre sacrificada,
hoy te aprecio esforzada mujer.
Recuerdo tu vocación de policía o profesora
líder en directivas, secretaria y trabajadora.
En tus negocios de actuar colectivo
apoyo cordial y precio justo recibido.

Tu fuerza es la de un campo florido
  humildad y estímulo sensorial
presencia, belleza y  tranquilidad
valores que son legado reconocido.

Inquieta por la tierra
 gustosa en el sembrar
atenta en la entrega 
sabiduría por brindar.

Rebelde enfrentas dificultades
expresas arte en la pintura,
cotidiana en lucha perseveras
tu indignación expresas con bravura.

Cocinas el amor por la atención
una mística herencia de silencio
que en el sur de Chile es tradición.
Eres gran mesa que a todos reúne
 ajo y merken de aromático perfume
los que en tus  fuertes manos
siguen calmando mi corazón.


_

En este link encontrarás más poesía dedicada a personas especiales