Los naturales vínculos de protección

El imperio del sol
Steven Spielberg, 1987.


Los recuerdos son escenas,
audiovisuales sin pauta ni guión  
un viaje de la superficie hasta la recóndita ancla
¿ por qué razón mi memoria  los guardó?
y es que a esa edad no lograba imaginar
que podría en algún momento a mis padres olvidar.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño,  pesadilla donde no comienza día.

Vínculos de protección surgen naturales
cuando la violencia nos vuelve vulnerables
instinto movilizador es la sobrevivencia  
desarrollo de empatía, aprendizajes y  resilencia.

Es la ciencia también un arma
¡maldita creación!
un momento sutil, pero impactante a posterior
extraño brillo, el cielo del hombre fue devorador.
No había conciencia de la envergadura
 dejamos a la muerte iniciar una era de amenaza
para la cual  los humanos no tenemos armadura.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño, pesadilla donde no comienza día

Cine y tragedia humana 
historias que todos quisiéramos lejana
interpretaciones para una luz encontrar
los sentimientos son cruciales para reflexionar.

El cuerpo y su disciplinado coraje





Las ropas son un fetiche
cuando destacan los cuerpos
delimitan territorios y expresiones
lo convierten en centro de obligaciones.

Las definiciones permiten
 satisfacer el deseo y su percepción  
claroscuros  rincones de placer
espacios de apropiación para reconocer.

Son las ropas y las actitudes
son los cuerpos y sus virtudes
la seguridad es un fetiche que interpela
recojo lecciones y dejo cadenas.

No cesamos de buscar ropa a la medida
atlética actitud de mentes luchadoras 
bello cuerpo disciplinado coraje
satisfechas siluetas triunfadoras. 

El autoestima y la percepción corporal
apropiación paulatina del sentimiento 
templanza para desatar nudos incorporados
que a la memoria profunda han tensionado. 

Te espero sonrisa, cabellos y silueta
las miradas distantes pueden ser puertas
espacio de coincidencias que conectan
al cuerpo con su deseo de una experiencia.

Los grandes atractivos  provienen de las certezas  
 cómplices objetivos y soluciones prácticas
integración de circunstancias orientadas a su fin
compartimos expresiones para en común sentir.

Un conflicto que existe por lo necesario


 Cima del Cerro Ñielol, Temuco- Chile Álbum fotografico de Javier Michael


Cruz es el lugar donde el horizonte se conecta con tu mirada
coordenada de cuatro dimensiones, cielo y tierra,  agua y fuego 
estar en el centro es complementariedad, 
velar por la armonía y  equilibrio originario
ser humano lleva consigo una digna responsabilidad.


El Ñielol es un cerro o pequeña montaña que resguarda a Temuco en la región de la Araucanía. Mirarlo es mirar profundidad, oro verde y bello tejido elaborado por la dedicada Ñuke mapu (madre tierra). Contemplarlo es valorar el patrimonio del Wallmapu o universo mapuche. En el plano físico; las diversas texturas, el aroma de las hojas convertidas en alimento para el ecosistema, el canto de aves y viento entre el follaje; los sabores de aquellos frutos silvestres, un tesoro que solo encuentran los que saben buscar. Pero también hay planos espirituales orientados a la trascendencia que da sentido a las cosas. La armonía es necesaria para soñar un futuro con vida y cultura. La humanidad que instintivamente a buscado espacios para la contemplación, a generado los arquetipos universales que sustentan la simbología que fortalece el sentipensamiento de identidades y colectivos. Es el viaje, el peregrino, las cumbres, el encuentro con el cielo, los bosques, los caminos. Un tema para la constante reflexión que he comenzado con las pistas que observé del Tibidabo en Barcelona y su montaña Sagrada.

Conozco lo profundo y el agua  pide ayuda, 
conozco la tierra y me clama por descanso
conozco aire que en direcciones me inquieta.
Cuatro es raíz y fortaleza, sostén de una proyección estable,
cuatro es el perfecto apoyo, mundo para admirar,
solo dejar que todo fluya, de acuerdo a su orden natural.


Hoy quiero compartir sobre el lugar que Temuco está obligado a ver y que nos acompaña desde aquel tiempo mitológico posterior al momento del gran diluvio. Después de una gran pelea entre dos serpientes cósmicas, Kay- Kay del agua y  la gran Treng- Treng de la tierra. Ambas se retiran a su descanso, el mar retrocede y la tierra levanta montañas. Una cordillera de Nahuelbuta en la costa  sería su lomo y este cerro su cabeza. Un amigo, peñi (hermano de tierra), hace un tiempo me hablaba de haber estado allí, en la siembra (instalación) de esta gigante familia en lo que también suponen habita un volcán dormido. Sin duda, una extraña fuerza que se siente, pero que no se sabe explicar.

Treng- treng  nos mostró su compasión,  
nosotros la escuchamos y la obedecimos en su gran saber
 fuera del orden están los animales y las piedras,  indigno es no responder. 
Hoy somos frontera y  una herida abierta que solo a ella se mira 
ser humano es el centro de una digna responsabilidad.

La fotografía que les comparto es de los chemamull. Con ella nos encontramos, cuatro pilares de un escenario para una ciudad que necesita observarse para trascender. A diferencia de otros símbolos, esta no llegó de lejos, sino que se encontraba entre las raíces de los árboles y las cuevas de animales. Habitaba en la profundidad, junto a los entierros de nuestras familias. Es el agua que brota desde la blanca cordillera buscando un camino de  reciproca bondad antes de entregarse al mar. En el kultrun, se muestra la ruta, un código que mantiene este mensaje. Imaginario circular, proyección del universo conocido. El número cuatro es seguridad, el principio de la no actividad porque es absoluta confianza en la tierra que se mueve agradeciendo sus cuidados. Un centro humano mapuche vigilante que se proyecta a los cuatro rincones del cosmos.

Somos frontera del humano vivir, 
reaccionamos a la explotación mas ruin que quita vida y abundancia  a nuestro espacio
somos la frontera, el tránsito entre conformismo y el compromiso
somos frontera, llamados a ver, a criticar y ser consientes de no reproducir 
somos frontera,  de la histórica convivencia 
 rigidez del que domina  y esa hermosa sensibilidad del que toma espacios. 

Hoy en la continuación del viejo hábito humano de reflexionar un camino espiritual, reviso estos cuatro astros que simbolizan la familia mapuche, aspiración y buen augurio del Pueblo primordial. Lugar para recordar aquel mito de unidad y trascendencia milenaria. Cosmovisión de dos planos y cuatro rincones; vientos y horizontes, personas destinadas a forjar un colectivo. Comunión y  küme mognen para los hombres y mujeres rectos y observadores. Cataclismo fundacional para un destino de construcción convertido en resistencia. El Pueblo es mandato, trawün para compartir todo ese trabajo y consejo que la Tierra nos heredó como newen..

Somos conflicto entre las más obstinadas; 
indiferencia y  resistencia.
Un conflicto que existe por lo necesario 
conflicto que  es ley  y orden de nuestro universo fronterizo: 
 la certeza de que  seremos mejores personas solo si probamos alternativas.


Extraño mundo sensorial


En el casco antiguo de una ciudad se ubicaba una casona  
una memoria atrapada y una extraña muerte a ser rastreada
personas que atestiguaron  indescriptible silueta fantasmal
antecedentes para el misterio de una aparición sensorial.

Un hombre adulto, saludable y de normal condición
inquieto luchador  con  trabajo y una profesión
un día sobrecargado de cansancio y preocupaciones
se obligó reposar por un  tiempo sin lograr superar tensiones.

El ánimo se derrumbó del día a la noche repentino
  el cansancio y los desvelos lo mermaron paulatinos
muchos síntomas  para un creciente malestar
variadas explicaciones  para su deteriorado bienestar.     

Entonces, dos personas coincidieron en la observación 
diagnóstico coherente,  información, coincidencia y  vinculación 
es que de hace un tiempo lo acompañaba aquel espíritu de la fatalidad   
de la casona  fue cogido, quieto y no percibido al resguardarse en la oscuridad.

Ser humano sin duda, pero de un limbo dimensional
pobre alma que errabunda  llamaba la atención
los círculos a veces no se cierran  y  las tareas  quedan inconclusas
presencias y sentimientos, misiones y sufrimientos. 

El momento del hombre inquieto no había sido el mejor
sus defensas habían bajado, su vulnerabilidad aumentado
fueron trágicas circunstancias que resolver le tocaron
diversidad de males, con la energía vital hay que poner cuidado.

La medicina alternativa fue la encargada de expulsar
aquella alma extraviada, desventurada presencia paranormal
así termina la historia, momento de vida desclasificado
extraño mundo, en múltiples expresiones no escuchado.

La voz de mi recuerdo

Escena del gazpacho

Mis ojos te piensan a pesar del tiempo
tu cuerpo es un fantasma que a veces siento 
mi cáliz es sacrificio y te convoca
sabroso líquido pasional, frente a mi me provocas.

Santo que acompañas mis tormentos
mi devoción por ti me hace una loca
mis manos sostienen el trofeo
fálico recipiente de nuestro íntimo deseo.

Allí lo dejamos todo
sudor, alegría y gritos
Allí lo creamos todo
amor, esencia y un mito.

Mi cuerpo rememora un vivo sueño
voz, ojos y entrañas te perciben dentro 
Aromática flor de la castaña
sabrosa dulzura de la granada.

Histórica escena, un digno despido
aquel idilio ya no es correspondido
yo te dejo aunque me duela el alma
tu me dejas y me quebras la calma.

Por ti me he quedado prendida
hoy no encuentro una clara salida
Si la locura aparece déjala pasar 
tu vida te espera, has de continuar.

Erótico recipiente para tu femenina cosmovisión
adorada Diosa de trascendente sensación.
La pistola símbolo de masculinidad
ruda venganza, atractivo sin notoriedad.

Fue mi juventud un misterioso encuentro
de tus ojos me quedé enganchado
jamás olvidé a tu personaje sensual
 origen de este escrito es un enamorado chaval.  


Para ser lección, solo hay que contar con un seguro propósito.




Caminando por Barcelona, inconsciente respondo al hábito de buscar cuestiones que tengan que ver con Chile mientras estoy de viaje. Es así que llegué a un pequeño rincón de una estación de metro llamado el llibre solidari. La intuición y melancolía hacen nuevamente primera opción al escrito poético y sin más, traje conmigo, "Renuevos de cruz y raya. La gloria y la Fama". Reflexiones de Joan Maragall sobre el escritor, notas por su hijo Jordi Maragall i Noble, año 1965. Una combinación interesante; las capitales de España y Chile bajo la constelación guía de los navegantes, siempre apuntando su expectación y deseos al misterioso sur del mundo. La  Editorial Cruz del Sur fue una empresa resultado del intercambio de españoles llegados a Chile en épocas de guerra civil. Había hallado un libro reflejo de un instante. De a poco fui descubriendo una sincrónica  relación de mi sentipensar  y el breviario conceptual que me ofrece; padre- inquietud, hijo- vida, expresión escrita - biografía y rectitud, llengua catalana- madre de la identidad, hijos de sangre y adopción- migrantes  y, por último, el Santiago más lejano de todos los Santiagos que los castellanos esparcieron por el mundo. El del nuevo extremo, justo en la tierra que por tres siglos fue la frontera del sistema mundo conocido.

Digues, Arnau: ¿qui és aquest que per la trista via nos va menant com ombres sens virtut?
prou serà algun poeta que somnia el somni de l'eterna inquietud.

Escolium. Joan Maragall

Aun siendo habitante de un planeta común, es inevitable sentirse extranjero en la tierra. Confieso que me sentí marginado, pero por mi propia concepción uniforme del mundo impuesta desde el legado colonial chileno. Me sentí una ignorante víctima del homogéneo proceder, sin capacidades para encontrar nuevos vehículos lingüísticos de expresión. Un país- una lengua; mal entendido concepto de igualdad, que despliega actos violentos en la estructura de nuestro Estado y que reproduce una historia e intención previa de dominación de blancos extranjeros por sobre la negritud originaria. Ha sido un perverso poder de sometimiento con la finalidad de tener un territorio y a sus personas mejor reguladas. El producto unilingue que resultamos obedece a ese pragmatismo. Una lengua para el control obviando todo saber y prácticas previas. Si me olvido de una lengua, le quito valor a la gente que la habla.  Debo compartir, en este tema, que en el Chile mapuche o Wallmapu, observé un grupo, hombres y mujeres adulto jóvenes, reuniéndose en torno al mapudungun o lengua de la tierra. Fui testigo de los emocionados cuerpos, que buscaban espacios para ser oídos y que no tenían palabras para verbalizar lo que les ocurría. Escuché aquellos silencios, testigos del sufrimiento de una lengua callada y confieso que produjeron un profundo impacto en mi, hasta el punto que, después de un año, hago un justo recuerdo  y reflexión de ese momento.

Ja no sé com començava
ni sé com acabarà,
perquè tinc la pensa esclava
d'una força que s'esbrava
dictant-me-la sens parar.

L'oda Infinita. Joan Maragall

En la bilingüe Catalunya, todo en ella invita al català. Sus palabras son fuertes y resisten prohibiciones, su identidad sin distinción se ha mantenido expandiéndose. Desde que estoy aquí, no he dejado de valorar la resistencia de esta cosmovisión. Para ser lección solo hay que contar con un seguro propósito. El acto político de la palabra  ha sido un aprendizaje; el acto emotivo de una frase,  un  sentimiento compartido. La lengua madre es la que está siempre ahí, "del equipaje de palabras, es la que mira con ojos grandes y tiernos... y espera ella". Estoy seguro que para Serrat su lengua originaria es su mejor canción. Mis sentidos sintonizaron con el más profundo dolor de una mujer, que no tuvo palabras en castellano para describir la perdida de su hijo. No logrando tranquilidad, un niño con descontrolada ira encontró en el catalán aquellas palabras precisas que no existieron para él en castellano. Las lenguas para las personas y el colectivo son arquitecturas cognitivas y emocionales de respeto e integración, solo en la medida que las utilizamos les damos vida. Si no verbalizo el mundo de mi origen, ese mundo desaparece frente al totalitarismo mundial contemporáneo. El Catalán esta vivo y la fuerza de una identidad política ha decidido luchar por él. En tanto, el mapudungun sobrevive, pero a la espera paciente de que los ríos confluyan en el cauce inicial para que así logren generar la necesaria inundación, esa que provocará sin más retraso las decisiones importantes que todos esperamos.

Lecciones vengadoras



Observar los mensajes del cine actual, pueden ser ilustrativos del pulso de los repertorios valóricos de toda una generación. Estos tienen el poder de marcar ideas y potenciales comportamientos para una infancia y muchas veces, una adultez muy susceptible de influencia, más cuando los significativos más cercanos no acompañan las reflexiones posteriores. La cítrica entonces va dirigida a esos padres y madres que no profundizan conversaciones limitándose a la rutina del cine; ir, ver, comer palomitas, emocionarse y volver al hogar. Por una cuestión personal, de un tiempo a esta parte, mis atenciones cuando veo series y películas se han ido a los personajes; desde esta mirada es que escribo la lista de acciones humanas modeladoras del ser persona que nos dejan la película End Game.

Las batallas dan sentido a la vida. Cuando solo tengo una misión, la derrota  y el fin de las batallas me provoca la crisis terrible de la sin razón. Pierdo mi única dirección, no logrando encontrarme, dejo de ser el que soy.  La soledad puede ser alternativa.

Después de haber entregado la vida a una causa de muchos. Al momento de elegir opto por una vida de una sola causa que es la mía. Elegir la íntima satisfacción es un premio.

Al no tener necesidad de batallar, la siempre útil ira de aquel momento ya no sirve. Dedico mi tiempo a integrar los opuestos que hay en mi.  Me integro  y  renuevo quien soy.

Mujeres que se unen frente a un mismo enemigo. El poder masculino nos trae a la siempre autoritaria muerte. Los estereotipos se rompen, soy mujer, hombre y común humanidad. Un solo cuerpo, una sola lucha.

Fui capaz, la vida tuvo sentido con todos. Doy gracias e intuyo que solo queda algo necesario que hacer. El sacrificio es el mayor acto de agradecimiento. El sacrifico tiene sentido si en el se renueva la vida. 

Los estereotipos cambian, somos personas, pero también somos los símbolos que representamos. El emblema es un valor que entrego para quien se identifica con el. Comparto una idea, abrazo una misión que es  unidad.

Las segundas oportunidades, son para practicar los grandiosos aprendizajes de una derrota. Existiendo una mínima posibilidad de repetir, lo hago. No dejo de intentarlo.

La amistad es saber intuitivo del otro, es una  conexión y certeza. Te conozco y se que lograras hacer lo que la vida te pide que hagas. No te dirijo, confío en ti.

Somos parte de algo mayor, en equipo somos más. Trasciendo mi lucha individual si me encuentro contigo, estamos dulcemente condenados a conectarnos por una causa común. Como individuo me limito, somos parte de un mismo proyecto.  

Abrazar tu pasado es la única manera de entregarte a tu futuro. A veces matar ese pasado violentado  y autolamentador es la única opción de transformación y vida buena. Deja los recuerdo dañinos que no te dejan ser futuro.  

Las vidas tienen sentido con los demás. El dolor y la ausencia del significativo, es un impacto difícil de superar.  Los vacíos no se llenan, se aprende de ellos para continuar.
 
Frente a la muerte después de una gran e intensa historia de entrega. Solo me queda respetar tu partida y agradecer  tu legado  cuando todavía es tiempo.  Acepto con serenidad y te dejo ir.






Décimo escrito fraterno: Amereida




Finalizo momentáneamente la serie escritos fraternos donde he saludado a los países que han tenido un alto número de visitas en mi Blog. Será un alto pasajero ya que las estadísticas de las visitas varían de acuerdo al interés que puedan despertar los escritos aquí subidos, por lo que esperaré con paciencia nuevos personajes y tierras del cual aprender. Hoy compartiré una revisión especial del poema Amereida de un colectivo de estudiantes de arquitectura  de la Universidad de Chile del  año 1967. Al reflexionar me doy cuenta del rol "estudiante universitario", su rebeldía, disconformidad e inquietudes capaces de impulsar grandes transformaciones. Rescatar este poema es relevar a CHILE, un país "frontera de lo posible" un rincón de lejanía privilegiada y observación atenta. Sobrevivencia frente al deslumbrante universo de fuerzas infinitas en constante movimiento.   Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

¿pero se obra todavía en el regocijo de un triunfo? ¿en un regocijo que se extienda a todos aquellos elementos en los cuales hemos de apoyarnos? ¿en un triunfo que ya no se nos antepone como una estatua o un espejo sino que va con nosotros como lo van nuestros propios ojos?

Quizás aventajados por el curso universitario, los estudiantes optan por un proceso de descubrimiento personal saliendo de esa gran tranquilidad que ofrece el escenario de privilegios y seguridades otorgados por la estructura social. Triunfo que apunta hacia donde miramos, hacia donde el sol se encuentra iluminando cuando descansamos. Optimismo e ilusión del que se piensa ya en la ruta. Triunfo que llevo conmigo transformado en nueva meta para un nuevo sueño. La imaginación nos guía hacia ciclos renovados de movimiento infinito. Chile es una larga isla, rodeada de inmensidad. Por todos lados apuntan nuestras preguntas; pero no nos atrevemos a responderlas, a veces ni siquiera levantamos nuestras cabezas a imaginar lo que hay más allá. Chile comunidad, cerrada frontera y misterioso camino a lo desconocido, un mito dice que solo fue instinto, aventura se llamó la empresa, un camino de lucha es el sur. Potente gesto de conversión rebelde. Se busca lo que no se puede encontrar, todo es imaginable desde Chile.

....para respondernos mañana partimos a recorrer américa, y seguramente mañana trazaremos a lo largo del recorrido en determinados lugares, quizás cuales perfiles, quizás cuales litorales, esto hoy no lo podemos saber...

Para los estudiantes, la universidad puede ser solo un cúmulo de experiencias visualizado en un título, lo que viene después es la búsqueda de ofrecimientos, ¿quienes son ellos? pregunta abierta que acompaña aquella sobrevalorada palabra "profesión". Los demás son para nosotros esperanza y novedad, verdadero aprendizaje de la elevada y grandiosa palabra "humanidad". Para el chileno promedio nuestro continente ha sido un misterio, visita de nuestros sueños, imaginarios nacidos  desde el televisor, un lugar de cálidas aguas para nuestros breves descansos que nos hacen olvidar los resistentes temores o esa obsesiva obligación de estar en guardia. La cuestión central es el hacer; actuar en un mundo, saber estar ahí. Soy renacimiento, después del momento universitario... soy para los otros, porque soy como los demás, porque en definitiva, soy ellos... No hay más deseo que la vida hecha una obra de reforzados cimientos que brillará con el sol  de luz y calor inagotable. América es una ecología de cosmovisiones desconocida y riesgosa, no hay resguardo al caos como lo hay en el Chile de exacerbada seguridad y manipulado orden.

...pero si que un obrar se dará, pues la búsqueda de la real palabra, la real palabra que permite obrar se da en el obrar...

Trabajar es un abierto futuro, la real palabra se descubre con la intuición, pero solo pocos llegan a ella. Casi todos se quedan en el trabajo de las urgencias; la ficticia rutina que presiona convenciéndonos de lo importante. Laborar encerraría la experiencia de una obra, el proceso de construir a pesar de los fallos y agobios; construir es acertar, hacerlo con la gente es hacerlo de verdad. No será mi casa, será la de otros que nos observaron y que con sus miradas y sonrisas nos hacen sentir y florecer ese corazón satisfecho que algunos anhelamos. Obrar en Sudamérica, salir más allá de las fronteras porque lo real es idea universal; las experiencias humanas receptivas, pero sobre todo dialogantes con el mundo que nos rodea. Obrar es intuición de los seres humanos en todo el mundo. Es misión en las lindes de la comodidad, obrar es travesía de identidad chilena. Descubro la palabra y ella me ayuda a observar en el espejo las fundamentales convicciones de la gran memoria. 



Mi pequeño caballero y San Jordi de Cataluña




El caballero don Maximiliano
muy valiente y muy ufano
recorre las tierras de Cataluña
domando bestias con escamas y pesuñas

Este paladín es un viajero
de tierras lejanas y azulado cielo
conoce el calor, también el frío
sobrevive solo y entre mucho gentío.

Sol y luna lo resguardan
son el emblema de sus armas
cuenta la leyenda que hay explicación
fuerza y creatividad son legado y una misión.

Una princesa lo espera paciente
confía en su fama de combatiente
aunque ella sabe de sus propias capacidades
espera conocerlo para liberarse de sus calamidades.

La tradición del día es particular
rosas y libros manda a regalar
flores que delicadas entregan virtud
libros de sabiduría, apego y rectitud.

El tiempo como caballo galopa
compañero que con amor nos toca
no te olvides de reflexionar
en el mundo queda mucho por crear.


-

Link de sección Poesía dedicada

Se ha teñido mi barba


Se ha teñido mi barba de blanca parsimonia
cada  rincón es  una senti pensada reflexión
cabello que apunta hacia el sur, tierra- raíz por conectar 
busca conciencia común  la fuente del nutriente fundamental. 

La observo sin preocupación
porque el tiempo ya no me importa
cuando ella  protagoniza  mis acciones 
los aciertos y fallos se unen en sincronía 
son los presentes los que le dan forma 
una faz de silencioso valor y ancha armonía.

Creo que mi barba vive por su cuenta 
pausada se ha hecho un propósito
valiente ocupa espacios vacíos 
muy segura ella y hasta un tanto vanidosa
su origen es cieno de estacional fertilidad
inquieta entrega, proyección de cordialidad.

Confieso que mi barba  ha mordido,
 pero también besado y mucho más querido.  
Se revela, desafía injustas sensaciones
 y cuando aparece uno que otro mal recuerdo
los expresa con bruscos movimientos.

Mi barba es  hemisférica y austral
 lleva brotes escondidos que yo quiero mantener 
esconde historias de fragilidad, pero de coraje mucho más 

alba experiencia de  travesías continentales
sobre el lomo de un caballo galopante
debajo de una  helicóptero perturbadora

alba experiencia de travesías continentales 
esparciendo con intención sus huellas 
sobre un regalo que de  tanto uso se ha destrozado.

Barba conciencia universal 
será mi vestimenta de agradecimiento
hábito de entrega para contemplar  
algo más allá que este espacio íntimo
que se tiende a marginar de la estridencia 
para  conectarse con su particular identidad.