Oda al perrito ojos de olivas negras


Fotografía propia, septiembre 2017


En ese momento estás,
ojos de oliva negra
que muy madura espera,
la cosecha que ya llega.

Me fotografías poeta.
Disculpa que me entrometa.
¿Compadeces mi soledad?
Asombra tu expresividad.

Tu mirada es intensa
penetra cada corazón.
Necesitas que te cojan
y te den una atención.

Universo de mascotas
largos paseos por doquier,
jugando tras las pelotas
todos juntos suelen correr.

Lealtad a toda prueba,
una mirada devota.
No razono las partidas,
creer no tiene salida.

Encerrado en cariño,
gran apego sin sentido;
un trato es necesario,
libertad horas a diario.

Me duele, yo lo asumo,
para mi es un infortunio.
Quiero levitar confieso,
y así alcanzar tus besos.

Contigo amor conocí,
cruzaría un mar por ti,
un vagón de tren saltaré,
si no regresas moriré.

El cuidado que entregas,
mis inquietudes repliegan.
¡Me dejas! se que volverás,
¡tu llegas!  se que partirás.

Eres héroe de batalla,
que con paz ya fue ganada.
Eres fuerza y admiración,
poesía y aclamación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario