Calaveras que no lloran se besan

Dos calaveras se besan muy prudentes,
a orillas del río y cerca de un puente.
Agua en dirección a la ciudad
de estatuas custodias de la soledad.

Vida y muerte a escondidas,
ídolos de caminantes sin salida.
Vagabundos sin un claro destino,
trotamundos atentos a un camino.

Son amantes de un eterno encuentro
besos apasionados, un especial momento.
Tienen lugar en la penumbra
donde solo la luna las alumbra.

Es un rincón alejado y marginal,
de los patos silvestres santuario,
que de hierbas construyen territorio,
para la protección del depredador fatal.

El agua fluye con sentimientos,
desde la montaña sagrada.
Las estaciones marcan momentos
para que la pareja sea observada.

Perdón por interrumpir un idilio,
de amor tranquilo y reservado.
No pude evitar apreciarlas,
y con estas rimas saludarlas.

Mural río Sec en Cerdanyola del Valles. 2017.




No hay comentarios:

Publicar un comentario