Tótem, diálogo con una visita nocturna.

Dejaré comida en la ventana para que me visites. Dicen que eres un animal, pero yo creo que eres  mi protector.

Todos dicen que soy un zorro. Yo a veces quiero ser como tú; un animal que dejas la comida que no necesitas en la entrada de tu gran guarida con luces.

Llegas nocturno, comes y sin entrar partes luego. Veo que eres agradecido, ofreces un sacrificio a tu naturaleza animal no entrando mas allá de lo que dejo hacerlo. Respetas territorios, muy formal te acercas comportando como buen vecino.

Solo mi padre me dio comida mientras mi madre nos protegía de nuestros enemigos. Llegaste y te sigo, eres mi territorio pero no mi propiedad. Estoy en todo el mundo y vivo en familia igual que tu. Convivo y me adapto al igual que tu.

Debes ser un espíritu, mis buenos sueños, el ancestro sagrado, mada rúa, nahual y ngen originario. Me has seguido desde que soy pequeño. Has sido el maestro de las formas de enfrentar sufrimientos, me siento capaz de lograr metas. No hay obstáculo que con humildad supere.

He dejado mis huellas, parte de mi pelaje queda contigo cada vez que te visito. ¿Es que no lo vez?. Estoy aquí, sin embargo, no se si estuve siempre. He sentido muchas veces, que lo has estado más.

En tu presencia no me siento solo, abro mi corazón, me haces sensible. Si me muestras el rostro seré como tú, eres mi tótem, parte del legado que dejaré en este mundo material.

Sería tu mascota pero dejaría de ser yo. Me gustaría un compañero en el camino. Eres como  un  hermano de clan. La armonía, madre de los ciclos eternos nos ha conectado. En nuestros espacios, no dejamos de aprender.

Sellamos el pacto, alimento y amistad. Memoria a cambio de compañía. Respetaré a ti y los tuyos, honraré mi hogar, santuario de tu espíritu. La armonía que nos conectó sera la que compartiré como una manera de mantenernos unidos; humanidad y naturaleza, mundo material y mundo inmaterial.

Aguardaré en mi mundo y cuando llegues, te guiaré por el bosque, mi mejor caza sera para ti,  las mejores  hierbas serán para nosotros.





No hay comentarios:

Publicar un comentario