Un relato medieval. Mi leal compañero frente a los peligros.


En la Europa sin tiempo, un caminante ilusionado se atreve. Desde las segura protección de su casa familiar, decide no esperar que la peste o las guerras golpeen su puerta. Se anima y responde la exigencia práctica de una pirámide social que sin preguntarle le impuso pobreza. Sigue la ruta de la obligación a la ciudad de los Encuentros, sin duda la más grande de la provincia. Un bosque lo separaba de su destino, un riesgo que necesitaba correr. Era la única manera de satisfacer ese anhelado deseo de cambio cuyo norte es la digna elección de una vida nueva. Intercambios diversos; anuncios,  bienes, saberes y bolsas, una mínima riqueza para con soltura pagar la entrada al gremio, alternativa de compañía y protección para su humilde linaje que por ahora es de aventurero.

Caballeros y trotamundos con sus emblemas coloridos andan por doquier. Osados cabalgan, ansiosos me observan. Sus ojos buscan la competencia y quizás una digna guerra, buenas razones por la cual luchar. Se prueban a diario por estos caminos, saludan corteses y pasan raudos a mi lado.

Me encuentro con la casa del noble, un hito de entrada, un pequeño valle de pepitas doradas que miran al cielo, bordado alimento que hormigas laboriosas han tejido para la colonia. Tiene recursos, cuenta con la infraestructura necesaria, animales y herramientas satisfacen las expectativas de los señores. Seguridades y capacidades sostienen  a los campesinos de ésta comarca, guardianes esforzados de la montaña.

El bosque exige respeto, entro  por el sendero y observo sus claroscuros. Mundos visibles e invisibles a los que respetuosamente respondo por la tradición del compartir fraterno. Mi padre y mi madre son mis dueños, a ellos me debo, dos grandes montañas dónde nace este tímido cauce que va creciendo mientras avanza. Mis antiguos nos heredaron villas donde antes habían chozas, dejaron una dialogante lengua para contar nuestras historias y enseñar convicciones donde antes había solo una  escueta y dolorosa existencia.

Un puente de piedras sobre un curso de agua es una parada natural. Diminutas fortalezas que unen la tierra permitiendo descanso y sombra. Puntos húmedos de aire espeso, olores a fango y raíces, aire que entra como si fuera una nube entrando por mis narices.

Amplio sendero de frondosos árboles, dueños majestuosos del bosque dejan pasar unos pocos rayos de sol. Frente a mi, una recta galería que termina en un cercano horizonte. Un divina y gran pintura junto a un riachuelo que circula paralelo. Siento una persistente inquietud, solo una briza cálida roza mis mejillas, no percibo viento suficiente para que mueva tal frondoso paraje. Oigo ruidos a mi alrededor, me siento impresionado por las criaturas que habitan esta gran morada. Me intranquilizan estos tramos; soy fuerte y valiente, pero jamás preparado para enfrentar aquellas fuerzas de la naturaleza desconocida que son terreno de magia oscura, hechizos y maldad. Pienso en el Pesanta, perro fantasmal y nocturno que presiona los pechos de sus víctimas escondido en la oscuridad. Catalunya tiene historias y de pequeño nos enseñan precaución y coraje para enfrentar aquel mundo. Mi hermana sufría de pesadillas, un sueño intranquilo, noches agobiantes hasta que mis padres nos encomendaron a los custodios. Una vela de protección, un gran cirio encendido en un lugar especial. Después de ello, solo tranquilidad, placenteras noches para mi hermana y todos en mi hogar. Cojo mi cadena de custodios, nos la regalaron en la iglesia del pueblo. Me siento más seguro si la tengo en mi mano. De pronto, ya saliendo de aquel bosque de forma intempestiva aparece un perro, era enorme, de pelo negro y puntiagudo, ojos brillantes como reflejando toda la intensidad del sol en ellos. Lo tenía en frente y me quitaba el aliento, de la impresión sentí mi carne moverse de mis huesos. Me detuve, cogí mi fiero cuchillo de bronce, mi  leal compañero frente a los peligros. Inevitable reunión de los humanos con la dificultad, hombre y bestia, un obstáculo para un peregrino, toda la energía del mundo en mi mano. Mi Fe y mi fuerza frente al sino tramposo, un mal juego para este humilde aventurero en búsqueda de buen pasar.

Acabo de abrir los ojos, todo aquel recuerdo se me vino de pronto. El trayecto,  la bestia, la lucha. ¿ que ha pasado? Entra mi madre, me tranquiliza y seca mi sudor. Veo agua,  fuente con paños,  ramas de romero en los rincones de mi habitación y una jarra con una especie de  tónico. Me cuenta de la fiebre, de mi mala noche y de que mi padre se encuentra en la Iglesia del pueblo. Traerá un gran cirio, ese que en el centro de nuestro hogar irradiaba luz y tranquilidad, ese que había logrado espantar la primera de esas visitas nocturnas que tuvimos en aquellos años.

Una lectura poética a Las meninas de Velásquez

Representación Infanta Margarita de Las Meninas 


Es la historia de un talentoso señor 
en la vida fue forjando su oficio pintor 
siempre dio muestras de una rica habilidad 
  grandiosa devoción y exclusiva laboriosidad. 

Los reinos se afanaban por la humana creación 
la pintura en  las personas es deseo de proyección
Velásquez rompedor de los cánones de rigidez 
maestro de los retratos y de la humana sencillez. 

Las Meninas tiene planos y dimensiones destacadas  
complejidad de espacios por los siglos celebrada  
una corte de rostros y controversia hizo este sevillano   
 princesa y sus cortesanas en un momento cotidiano. 

Es como una instantánea de ti mismo trabajando 
con todos retratados a tu lado observando
toda esta bella tela impresiona como fotografía 
innovador concepto para la pintura de aquel día. 

Encontrar tu obra ¡ Oh Don Diego! 
fue apreciar un espejo para mi sosiego 
las dimensiones se develaron  
tus ansias e ilusiones se mostraron. 

Extendiste la geometría por diversos planos 
aquel salón del Prado se amplía cuando te miramos 
los reinos son herencia de frágil humanidad  
el arte y sus resguardos son luces de prosperidad.

Un camino de esfuerzos es la expresión 
la cruz de Santiago reconocimiento y póstuma felicitación 
valoro al hombre y al personaje 
valoro su innovación y profundo coraje. 

Una obra se mantiene en el tiempo erguida  
se renueva  contemplando el espíritu que le entrega vida  
Picasso enamorado a Barcelona te ha llevado 
mi humilde escrito con  un poco de Chile te ha conectado. 


Los naturales vínculos de protección

El imperio del sol
Steven Spielberg, 1987.


Los recuerdos son escenas,
audiovisuales sin pauta ni guión  
un viaje de la superficie hasta la recóndita ancla
¿ por qué razón mi memoria  los guardó?
y es que a esa edad no lograba imaginar
que podría en algún momento a mis padres olvidar.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño,  pesadilla donde no comienza día.

Vínculos de protección surgen naturales
cuando la violencia nos vuelve vulnerables
instinto movilizador es la sobrevivencia  
desarrollo de empatía, aprendizajes y  resilencia.

Es la ciencia también un arma
¡maldita creación!
un momento sutil, pero impactante a posterior
extraño brillo, el cielo del hombre fue devorador.
No había conciencia de la envergadura
 dejamos a la muerte iniciar una era de amenaza
para la cual  los humanos no tenemos armadura.

Imagino la guerra y un mundo de adultos homicidas
Imagino al niño, pesadilla donde no comienza día

Cine y tragedia humana 
historias que todos quisiéramos lejana
interpretaciones para una luz encontrar
los sentimientos son cruciales para reflexionar.

El cuerpo y su disciplinado coraje





Las ropas son un fetiche
cuando destacan los cuerpos
delimitan territorios y expresiones
lo convierten en centro de obligaciones.

Las definiciones permiten
 satisfacer el deseo y su percepción  
claroscuros  rincones de placer
espacios de apropiación para reconocer.

Son las ropas y las actitudes
son los cuerpos y sus virtudes
la seguridad es un fetiche que interpela
recojo lecciones y dejo cadenas.

No cesamos de buscar ropa a la medida
atlética actitud de mentes luchadoras 
bello cuerpo disciplinado coraje
satisfechas siluetas triunfadoras. 

El autoestima y la percepción corporal
apropiación paulatina del sentimiento 
templanza para desatar nudos incorporados
que a la memoria profunda han tensionado. 

Te espero sonrisa, cabellos y silueta
las miradas distantes pueden ser puertas
espacio de coincidencias que conectan
al cuerpo con su deseo de una experiencia.

Los grandes atractivos  provienen de las certezas  
 cómplices objetivos y soluciones prácticas
integración de circunstancias orientadas a su fin
compartimos expresiones para en común sentir.

Un conflicto que existe por lo necesario


 Cima del Cerro Ñielol, Temuco- Chile Álbum fotografico de Javier Michael


Cruz es el lugar donde el horizonte se conecta con tu mirada
coordenada de cuatro dimensiones, cielo y tierra,  agua y fuego 
estar en el centro es complementariedad, 
velar por la armonía y  equilibrio originario
ser humano lleva consigo una digna responsabilidad.


El Ñielol es un cerro o pequeña montaña que resguarda a Temuco en la región de la Araucanía. Mirarlo es mirar profundidad, oro verde y bello tejido elaborado por la dedicada Ñuke mapu (madre tierra). Contemplarlo es valorar el patrimonio del Wallmapu o universo mapuche. En el plano físico; las diversas texturas, el aroma de las hojas convertidas en alimento para el ecosistema, el canto de aves y viento entre el follaje; los sabores de aquellos frutos silvestres, un tesoro que solo encuentran los que saben buscar. Pero también hay planos espirituales orientados a la trascendencia que da sentido a las cosas. La armonía es necesaria para soñar un futuro con vida y cultura. La humanidad que instintivamente a buscado espacios para la contemplación, a generado los arquetipos universales que sustentan la simbología que fortalece el sentipensamiento de identidades y colectivos. Es el viaje, el peregrino, las cumbres, el encuentro con el cielo, los bosques, los caminos. Un tema para la constante reflexión que he comenzado con las pistas que observé del Tibidabo en Barcelona y su montaña Sagrada.

Conozco lo profundo y el agua  pide ayuda, 
conozco la tierra y me clama por descanso
conozco aire que en direcciones me inquieta.
Cuatro es raíz y fortaleza, sostén de una proyección estable,
cuatro es el perfecto apoyo, mundo para admirar,
solo dejar que todo fluya, de acuerdo a su orden natural.


Hoy quiero compartir sobre el lugar que Temuco está obligado a ver y que nos acompaña desde aquel tiempo mitológico posterior al momento del gran diluvio. Después de una gran pelea entre dos serpientes cósmicas, Kay- Kay del agua y  la gran Treng- Treng de la tierra. Ambas se retiran a su descanso, el mar retrocede y la tierra levanta montañas. Una cordillera de Nahuelbuta en la costa  sería su lomo y este cerro su cabeza. Un amigo, peñi (hermano de tierra), hace un tiempo me hablaba de haber estado allí, en la siembra (instalación) de esta gigante familia en lo que también suponen habita un volcán dormido. Sin duda, una extraña fuerza que se siente, pero que no se sabe explicar.

Treng- treng  nos mostró su compasión,  
nosotros la escuchamos y la obedecimos en su gran saber
 fuera del orden están los animales y las piedras,  indigno es no responder. 
Hoy somos frontera y  una herida abierta que solo a ella se mira 
ser humano es el centro de una digna responsabilidad.

La fotografía que les comparto es de los chemamull. Con ella nos encontramos, cuatro pilares de un escenario para una ciudad que necesita observarse para trascender. A diferencia de otros símbolos, esta no llegó de lejos, sino que se encontraba entre las raíces de los árboles y las cuevas de animales. Habitaba en la profundidad, junto a los entierros de nuestras familias. Es el agua que brota desde la blanca cordillera buscando un camino de  reciproca bondad antes de entregarse al mar. En el kultrun, se muestra la ruta, un código que mantiene este mensaje. Imaginario circular, proyección del universo conocido. El número cuatro es seguridad, el principio de la no actividad porque es absoluta confianza en la tierra que se mueve agradeciendo sus cuidados. Un centro humano mapuche vigilante que se proyecta a los cuatro rincones del cosmos.

Somos frontera del humano vivir, 
reaccionamos a la explotación mas ruin que quita vida y abundancia  a nuestro espacio
somos la frontera, el tránsito entre conformismo y el compromiso
somos frontera, llamados a ver, a criticar y ser consientes de no reproducir 
somos frontera,  de la histórica convivencia 
 rigidez del que domina  y esa hermosa sensibilidad del que toma espacios. 

Hoy en la continuación del viejo hábito humano de reflexionar un camino espiritual, reviso estos cuatro astros que simbolizan la familia mapuche, aspiración y buen augurio del Pueblo primordial. Lugar para recordar aquel mito de unidad y trascendencia milenaria. Cosmovisión de dos planos y cuatro rincones; vientos y horizontes, personas destinadas a forjar un colectivo. Comunión y  küme mognen para los hombres y mujeres rectos y observadores. Cataclismo fundacional para un destino de construcción convertido en resistencia. El Pueblo es mandato, trawün para compartir todo ese trabajo y consejo que la Tierra nos heredó como newen..

Somos conflicto entre las más obstinadas; 
indiferencia y  resistencia.
Un conflicto que existe por lo necesario 
conflicto que  es ley  y orden de nuestro universo fronterizo: 
 la certeza de que  seremos mejores personas solo si probamos alternativas.


Extraño mundo sensorial


En el casco antiguo de una ciudad se ubicaba una casona  
una memoria atrapada y una extraña muerte a ser rastreada
personas que atestiguaron  indescriptible silueta fantasmal
antecedentes para el misterio de una aparición sensorial.

Un hombre adulto, saludable y de normal condición
inquieto luchador  con  trabajo y una profesión
un día sobrecargado de cansancio y preocupaciones
se obligó reposar por un  tiempo sin lograr superar tensiones.

El ánimo se derrumbó del día a la noche repentino
  el cansancio y los desvelos lo mermaron paulatinos
muchos síntomas  para un creciente malestar
variadas explicaciones  para su deteriorado bienestar.     

Entonces, dos personas coincidieron en la observación 
diagnóstico coherente,  información, coincidencia y  vinculación 
es que de hace un tiempo lo acompañaba aquel espíritu de la fatalidad   
de la casona  fue cogido, quieto y no percibido al resguardarse en la oscuridad.

Ser humano sin duda, pero de un limbo dimensional
pobre alma que errabunda  llamaba la atención
los círculos a veces no se cierran  y  las tareas  quedan inconclusas
presencias y sentimientos, misiones y sufrimientos. 

El momento del hombre inquieto no había sido el mejor
sus defensas habían bajado, su vulnerabilidad aumentado
fueron trágicas circunstancias que resolver le tocaron
diversidad de males, con la energía vital hay que poner cuidado.

La medicina alternativa fue la encargada de expulsar
aquella alma extraviada, desventurada presencia paranormal
así termina la historia, momento de vida desclasificado
extraño mundo, en múltiples expresiones no escuchado.

La voz de mi recuerdo

Escena del gazpacho

Mis ojos te piensan a pesar del tiempo
tu cuerpo es un fantasma que a veces siento 
mi cáliz es sacrificio y te convoca
sabroso líquido pasional, frente a mi me provocas.

Santo que acompañas mis tormentos
mi devoción por ti me hace una loca
mis manos sostienen el trofeo
fálico recipiente de nuestro íntimo deseo.

Allí lo dejamos todo
sudor, alegría y gritos
Allí lo creamos todo
amor, esencia y un mito.

Mi cuerpo rememora un vivo sueño
voz, ojos y entrañas te perciben dentro 
Aromática flor de la castaña
sabrosa dulzura de la granada.

Histórica escena, un digno despido
aquel idilio ya no es correspondido
yo te dejo aunque me duela el alma
tu me dejas y me quebras la calma.

Por ti me he quedado prendida
hoy no encuentro una clara salida
Si la locura aparece déjala pasar 
tu vida te espera, has de continuar.

Erótico recipiente para tu femenina cosmovisión
adorada Diosa de trascendente sensación.
La pistola símbolo de masculinidad
ruda venganza, atractivo sin notoriedad.

Fue mi juventud un misterioso encuentro
de tus ojos me quedé enganchado
jamás olvidé a tu personaje sensual
 origen de este escrito es un enamorado chaval.  


Para ser lección, solo hay que contar con un seguro propósito.




Caminando por Barcelona, inconsciente respondo al hábito de buscar cuestiones que tengan que ver con Chile mientras estoy de viaje. Es así que llegué a un pequeño rincón de una estación de metro llamado el llibre solidari. La intuición y melancolía hacen nuevamente primera opción al escrito poético y sin más, traje conmigo, "Renuevos de cruz y raya. La gloria y la Fama". Reflexiones de Joan Maragall sobre el escritor, notas por su hijo Jordi Maragall i Noble, año 1965. Una combinación interesante; las capitales de España y Chile bajo la constelación guía de los navegantes, siempre apuntando su expectación y deseos al misterioso sur del mundo. La  Editorial Cruz del Sur fue una empresa resultado del intercambio de españoles llegados a Chile en épocas de guerra civil. Había hallado un libro reflejo de un instante. De a poco fui descubriendo una sincrónica  relación de mi sentipensar  y el breviario conceptual que me ofrece; padre- inquietud, hijo- vida, expresión escrita - biografía y rectitud, llengua catalana- madre de la identidad, hijos de sangre y adopción- migrantes  y, por último, el Santiago más lejano de todos los Santiagos que los castellanos esparcieron por el mundo. El del nuevo extremo, justo en la tierra que por tres siglos fue la frontera del sistema mundo conocido.

Digues, Arnau: ¿qui és aquest que per la trista via nos va menant com ombres sens virtut?
prou serà algun poeta que somnia el somni de l'eterna inquietud.

Escolium. Joan Maragall

Aun siendo habitante de un planeta común, es inevitable sentirse extranjero en la tierra. Confieso que me sentí marginado, pero por mi propia concepción uniforme del mundo impuesta desde el legado colonial chileno. Me sentí una ignorante víctima del homogéneo proceder, sin capacidades para encontrar nuevos vehículos lingüísticos de expresión. Un país- una lengua; mal entendido concepto de igualdad, que despliega actos violentos en la estructura de nuestro Estado y que reproduce una historia e intención previa de dominación de blancos extranjeros por sobre la negritud originaria. Ha sido un perverso poder de sometimiento con la finalidad de tener un territorio y a sus personas mejor reguladas. El producto unilingue que resultamos obedece a ese pragmatismo. Una lengua para el control obviando todo saber y prácticas previas. Si me olvido de una lengua, le quito valor a la gente que la habla.  Debo compartir, en este tema, que en el Chile mapuche o Wallmapu, observé un grupo, hombres y mujeres adulto jóvenes, reuniéndose en torno al mapudungun o lengua de la tierra. Fui testigo de los emocionados cuerpos, que buscaban espacios para ser oídos y que no tenían palabras para verbalizar lo que les ocurría. Escuché aquellos silencios, testigos del sufrimiento de una lengua callada y confieso que produjeron un profundo impacto en mi, hasta el punto que, después de un año, hago un justo recuerdo  y reflexión de ese momento.

Ja no sé com començava
ni sé com acabarà,
perquè tinc la pensa esclava
d'una força que s'esbrava
dictant-me-la sens parar.

L'oda Infinita. Joan Maragall

En la bilingüe Catalunya, todo en ella invita al català. Sus palabras son fuertes y resisten prohibiciones, su identidad sin distinción se ha mantenido expandiéndose. Desde que estoy aquí, no he dejado de valorar la resistencia de esta cosmovisión. Para ser lección solo hay que contar con un seguro propósito. El acto político de la palabra  ha sido un aprendizaje; el acto emotivo de una frase,  un  sentimiento compartido. La lengua madre es la que está siempre ahí, "del equipaje de palabras, es la que mira con ojos grandes y tiernos... y espera ella". Estoy seguro que para Serrat su lengua originaria es su mejor canción. Mis sentidos sintonizaron con el más profundo dolor de una mujer, que no tuvo palabras en castellano para describir la perdida de su hijo. No logrando tranquilidad, un niño con descontrolada ira encontró en el catalán aquellas palabras precisas que no existieron para él en castellano. Las lenguas para las personas y el colectivo son arquitecturas cognitivas y emocionales de respeto e integración, solo en la medida que las utilizamos les damos vida. Si no verbalizo el mundo de mi origen, ese mundo desaparece frente al totalitarismo mundial contemporáneo. El Catalán esta vivo y la fuerza de una identidad política ha decidido luchar por él. En tanto, el mapudungun sobrevive, pero a la espera paciente de que los ríos confluyan en el cauce inicial para que así logren generar la necesaria inundación, esa que provocará sin más retraso las decisiones importantes que todos esperamos.

Lecciones vengadoras



Observar los mensajes del cine actual, pueden ser ilustrativos del pulso de los repertorios valóricos de toda una generación. Estos tienen el poder de marcar ideas y potenciales comportamientos para una infancia y muchas veces, una adultez muy susceptible de influencia, más cuando los significativos más cercanos no acompañan las reflexiones posteriores. La cítrica entonces va dirigida a esos padres y madres que no profundizan conversaciones limitándose a la rutina del cine; ir, ver, comer palomitas, emocionarse y volver al hogar. Por una cuestión personal, de un tiempo a esta parte, mis atenciones cuando veo series y películas se han ido a los personajes; desde esta mirada es que escribo la lista de acciones humanas modeladoras del ser persona que nos dejan la película End Game.

Las batallas dan sentido a la vida. Cuando solo tengo una misión, la derrota  y el fin de las batallas me provoca la crisis terrible de la sin razón. Pierdo mi única dirección, no logrando encontrarme, dejo de ser el que soy.  La soledad puede ser alternativa.

Después de haber entregado la vida a una causa de muchos. Al momento de elegir opto por una vida de una sola causa que es la mía. Elegir la íntima satisfacción es un premio.

Al no tener necesidad de batallar, la siempre útil ira de aquel momento ya no sirve. Dedico mi tiempo a integrar los opuestos que hay en mi.  Me integro  y  renuevo quien soy.

Mujeres que se unen frente a un mismo enemigo. El poder masculino nos trae a la siempre autoritaria muerte. Los estereotipos se rompen, soy mujer, hombre y común humanidad. Un solo cuerpo, una sola lucha.

Fui capaz, la vida tuvo sentido con todos. Doy gracias e intuyo que solo queda algo necesario que hacer. El sacrificio es el mayor acto de agradecimiento. El sacrifico tiene sentido si en el se renueva la vida. 

Los estereotipos cambian, somos personas, pero también somos los símbolos que representamos. El emblema es un valor que entrego para quien se identifica con el. Comparto una idea, abrazo una misión que es  unidad.

Las segundas oportunidades, son para practicar los grandiosos aprendizajes de una derrota. Existiendo una mínima posibilidad de repetir, lo hago. No dejo de intentarlo.

La amistad es saber intuitivo del otro, es una  conexión y certeza. Te conozco y se que lograras hacer lo que la vida te pide que hagas. No te dirijo, confío en ti.

Somos parte de algo mayor, en equipo somos más. Trasciendo mi lucha individual si me encuentro contigo, estamos dulcemente condenados a conectarnos por una causa común. Como individuo me limito, somos parte de un mismo proyecto.  

Abrazar tu pasado es la única manera de entregarte a tu futuro. A veces matar ese pasado violentado  y autolamentador es la única opción de transformación y vida buena. Deja los recuerdo dañinos que no te dejan ser futuro.  

Las vidas tienen sentido con los demás. El dolor y la ausencia del significativo, es un impacto difícil de superar.  Los vacíos no se llenan, se aprende de ellos para continuar.
 
Frente a la muerte después de una gran e intensa historia de entrega. Solo me queda respetar tu partida y agradecer  tu legado  cuando todavía es tiempo.  Acepto con serenidad y te dejo ir.






Décimo escrito fraterno: Amereida




Finalizo momentáneamente la serie escritos fraternos donde he saludado a los países que han tenido un alto número de visitas en mi Blog. Será un alto pasajero ya que las estadísticas de las visitas varían de acuerdo al interés que puedan despertar los escritos aquí subidos, por lo que esperaré con paciencia nuevos personajes y tierras del cual aprender. Hoy compartiré una revisión especial del poema Amereida de un colectivo de estudiantes de arquitectura  de la Universidad de Chile del  año 1967. Al reflexionar me doy cuenta del rol "estudiante universitario", su rebeldía, disconformidad e inquietudes capaces de impulsar grandes transformaciones. Rescatar este poema es relevar a CHILE, un país "frontera de lo posible" un rincón de lejanía privilegiada y observación atenta. Sobrevivencia frente al deslumbrante universo de fuerzas infinitas en constante movimiento.   Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

¿pero se obra todavía en el regocijo de un triunfo? ¿en un regocijo que se extienda a todos aquellos elementos en los cuales hemos de apoyarnos? ¿en un triunfo que ya no se nos antepone como una estatua o un espejo sino que va con nosotros como lo van nuestros propios ojos?

Quizás aventajados por el curso universitario, los estudiantes optan por un proceso de descubrimiento personal saliendo de esa gran tranquilidad que ofrece el escenario de privilegios y seguridades otorgados por la estructura social. Triunfo que apunta hacia donde miramos, hacia donde el sol se encuentra iluminando cuando descansamos. Optimismo e ilusión del que se piensa ya en la ruta. Triunfo que llevo conmigo transformado en nueva meta para un nuevo sueño. La imaginación nos guía hacia ciclos renovados de movimiento infinito. Chile es una larga isla, rodeada de inmensidad. Por todos lados apuntan nuestras preguntas; pero no nos atrevemos a responderlas, a veces ni siquiera levantamos nuestras cabezas a imaginar lo que hay más allá. Chile comunidad, cerrada frontera y misterioso camino a lo desconocido, un mito dice que solo fue instinto, aventura se llamó la empresa, un camino de lucha es el sur. Potente gesto de conversión rebelde. Se busca lo que no se puede encontrar, todo es imaginable desde Chile.

....para respondernos mañana partimos a recorrer américa, y seguramente mañana trazaremos a lo largo del recorrido en determinados lugares, quizás cuales perfiles, quizás cuales litorales, esto hoy no lo podemos saber...

Para los estudiantes, la universidad puede ser solo un cúmulo de experiencias visualizado en un título, lo que viene después es la búsqueda de ofrecimientos, ¿quienes son ellos? pregunta abierta que acompaña aquella sobrevalorada palabra "profesión". Los demás son para nosotros esperanza y novedad, verdadero aprendizaje de la elevada y grandiosa palabra "humanidad". Para el chileno promedio nuestro continente ha sido un misterio, visita de nuestros sueños, imaginarios nacidos  desde el televisor, un lugar de cálidas aguas para nuestros breves descansos que nos hacen olvidar los resistentes temores o esa obsesiva obligación de estar en guardia. La cuestión central es el hacer; actuar en un mundo, saber estar ahí. Soy renacimiento, después del momento universitario... soy para los otros, porque soy como los demás, porque en definitiva, soy ellos... No hay más deseo que la vida hecha una obra de reforzados cimientos que brillará con el sol  de luz y calor inagotable. América es una ecología de cosmovisiones desconocida y riesgosa, no hay resguardo al caos como lo hay en el Chile de exacerbada seguridad y manipulado orden.

...pero si que un obrar se dará, pues la búsqueda de la real palabra, la real palabra que permite obrar se da en el obrar...

Trabajar es un abierto futuro, la real palabra se descubre con la intuición, pero solo pocos llegan a ella. Casi todos se quedan en el trabajo de las urgencias; la ficticia rutina que presiona convenciéndonos de lo importante. Laborar encerraría la experiencia de una obra, el proceso de construir a pesar de los fallos y agobios; construir es acertar, hacerlo con la gente es hacerlo de verdad. No será mi casa, será la de otros que nos observaron y que con sus miradas y sonrisas nos hacen sentir y florecer ese corazón satisfecho que algunos anhelamos. Obrar en Sudamérica, salir más allá de las fronteras porque lo real es idea universal; las experiencias humanas receptivas, pero sobre todo dialogantes con el mundo que nos rodea. Obrar es intuición de los seres humanos en todo el mundo. Es misión en las lindes de la comodidad, obrar es travesía de identidad chilena. Descubro la palabra y ella me ayuda a observar en el espejo las fundamentales convicciones de la gran memoria. 



Mi pequeño caballero y San Jordi de Cataluña




El caballero don Maximiliano
muy valiente y muy ufano
recorre las tierras de Cataluña
domando bestias con escamas y pesuñas

Este paladín es un viajero
de tierras lejanas y azulado cielo
conoce el calor, también el frío
sobrevive solo y entre mucho gentío.

Sol y luna lo resguardan
son el emblema de sus armas
cuenta la leyenda que hay explicación
fuerza y creatividad son legado y una misión.

Una princesa lo espera paciente
confía en su fama de combatiente
aunque ella sabe de sus propias capacidades
espera conocerlo para liberarse de sus calamidades.

La tradición del día es particular
rosas y libros manda a regalar
flores que delicadas entregan virtud
libros de sabiduría, apego y rectitud.

El tiempo como caballo galopa
compañero que con amor nos toca
no te olvides de reflexionar
en el mundo queda mucho por crear.


-

Link de sección Poesía dedicada

Se ha teñido mi barba


Se ha teñido mi barba de blanca parsimonia
cada  rincón es  una senti pensada reflexión
cabello que apunta hacia el sur, tierra- raíz por conectar 
busca conciencia común  la fuente del nutriente fundamental. 

La observo sin preocupación
porque el tiempo ya no me importa
cuando ella  protagoniza  mis acciones 
los aciertos y fallos se unen en sincronía 
son los presentes los que le dan forma 
una faz de silencioso valor y ancha armonía.

Creo que mi barba vive por su cuenta 
pausada se ha hecho un propósito
valiente ocupa espacios vacíos 
muy segura ella y hasta un tanto vanidosa
su origen es cieno de estacional fertilidad
inquieta entrega, proyección de cordialidad.

Confieso que mi barba  ha mordido,
 pero también besado y mucho más querido.  
Se revela, desafía injustas sensaciones
 y cuando aparece uno que otro mal recuerdo
los expresa con bruscos movimientos.

Mi barba es  hemisférica y austral
 lleva brotes escondidos que yo quiero mantener 
esconde historias de fragilidad, pero de coraje mucho más 

alba experiencia de  travesías continentales
sobre el lomo de un caballo galopante
debajo de una  helicóptero perturbadora

alba experiencia de travesías continentales 
esparciendo con intención sus huellas 
sobre un regalo que de  tanto uso se ha destrozado.

Barba conciencia universal 
será mi vestimenta de agradecimiento
hábito de entrega para contemplar  
algo más allá que este espacio íntimo
que se tiende a marginar de la estridencia 
para  conectarse con su particular identidad.

Noveno escrito fraterno: Mi corazón al atardecer




Continúo con la serie de entradas llamadas escritos fraternos en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial del poema del austriaco hablante de alemán Georg Trakl. Al leerlo me doy cuenta del proceso por el cual exploramos las sombras del mundo que nos circunda como requisito fundamental para la búsqueda de luz. Rescatar este poema es relevar una trayectoria alemano-europea de caminos y exploraciones, universos de angustias y escenario de certezas para un ser humano cósmico de incesantes movimientos. Un proceso introspectivo potente del que busca crear rompiendo rígidos esquemas pre establecidos. Lengua alemana, de palabras que contienen mundos, código sagrado de introspección filosófica que es tronco de una modernidad siempre perfectible. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos, esta vez a diferencia de las anteriores, consultaré referencias de apoyo  para la comprensión de la rica simbología expuesta por el autor. 



Se oye de noche el estruendo de los murciélagos
Dos caballos negros saltan el prado 
Susurra el arce rojo

Confieso mi inquietud al revisar este poema y su temible oscuridad en tanto condición necesaria para la expansión de nuestro ser esencial. Múltiples desafíos nacidos de aquellas largas y angustiosas noches. Especial ansiedad,  propia del que quiere vivir la plenitud, dándose cuenta de los pocos medios que tenemos para batallar con nuestros demonios y salir fortalecidos de aquello. Murciélagos tejen un escenario de melancolía y muerte, terrores y bellezas desde el inframundo. Un tenebroso espacio para la sanación, un despertar  iniciático de los sentidos, un punto de partida hacia la transformación. Bestias nos invaden, han quedado abiertas las jaulas del mundo sensorial ciego a la común certeza de la estructuras visibles. Noche terrible en que expuestos a nuestras proyecciones inconscientes nos invaden represiones que algunas vez capturamos con esfuerzo. Caballos, fabulosos por su poder luchador, son interpelaciones a lo trascendente. Mensajes de la muerte y salvación, vulnerabilidad frente a la manía destructiva y violencia sexual. Inquieta no darle un rápido nombre a las muchas luchas e incertezas, atribución de roles y poder en nosotros mismos. El arce rojo es independencia y energía, nos impulsa con su susurro a tener convicción, la fuerza no nos faltará, es motor para terminar todo cuanto se empiece. No desfalleceremos si hacemos de la autoconciencia una guía para nuestros pasos. Es mi profunda intuición.

Al viajero se le aparece la pequeña posada al borde del camino
Deliciosos son el vino joven y las nueces
Delicioso: vacilar ebrio por el bosque que se oscurece

Universos simbólicos interpretativos cuyo centro es una posada mágica aparecida en esta ruta y que nos brinda una tranquilidad provisoria. Posada de encuentro, placido lugar de certidumbres, alivio repentino de un trashumante, esperado hogar de nuestros sueños, anhelo del vientre materno acogedor del más esencial y armonioso crecimiento. Reposo es el lugar donde la incertidumbre gobierna, posada del amparo y estabilidad, meta de transformación psíquica. Vino y nueces,  quizás no esté de más un breve momento de lujuria. No quiero sentir, no quiero percibir lo que viene, en aquella noche el alimento es alternativa momentánea. Furtiva droga, me marea. Respiro profundo y me desconecto previo a lo peor ¿quien me puede decir que es lo peor, cuando muchas veces los transiciones nacidas de allí nos dan alas suficientes para comenzar el gran vuelo que habíamos esperado?. El alcohol junto a los placeres de la carne y las canciones representan también liberación de la inquietud y el  favor de la alegría. Disolución, éxtasis y agresión, deseos profundos de extravío en aquel Dios- Amor sin género. Auxilio a los peregrinos transfronterizos cuya misión es mostrar alternativas frente a la oscuridad de un eterno horizonte. 

Suenan campanas dolorosas entre las negras ranas 
El rocío gotea sobre el rostro

Soy un forastero, ojos hospitalarios me observan como la imagen perfecta para proyectar los sinceros deseos de amparar, o quizás limpiar o definitivamente borrar tu inamovible moralidad. Partes ignoradas de nosotros mismos son también gentiles ciudadanas del mundo. Bosque es lugar de soledad, embrollos, curación, regresión, grandiosidad y obstrucción, crecimiento espontáneo y continua putrefacción. Campanas despiertan sentidos y espíritus, buenas nuevas garantes de un equilibrio armónico de la naturaleza con la vida humana. Te piden la renuncia de aquel Dios de las seguridades.  Sustitúyelas  por la contemplación de tus irresoluciones, allí encontraras el altar de tu yo profundo y real. Antiguos libros hablan de las ramas como aquel lugar donde abandonamos a los cuerpos vivos y a los ya muertos. Son las ramas un lugar de compartir tus flores y frutos, grandes costillas en el que se resguarda el corazón luminoso. Nuestros rostros son expresión, que miran a lo alto como esperando el renovador rocío, sagrada humedad,  presagio de la autorealización. Humedad que anuncia el regreso del alma, una circular orientación hacia la fructífera originalidad de la naturaleza para refrescar y reanimar aquella personalidad marchita por la inconsciencia y la materialidad. Hay un culmine del ceremonioso caminar hacia la noche más oscura, aquel íntimo, pero temible lugar en el que solo nosotros percibimos.


____

Referencia Bibliográfica.
Archive for Research in Archetypal Simbolism (Aras) El libro de los símbolos,  TASCHEN, España 2010.

Europa vieja señora de atento mirar


Europa de libros de historia color vida 
recuerdos de aventuras añejas y repetidas  
herencias de reinos vencidos son tus castillos
claroscuros caminos de tu trayecto peregrino.

Europa de las ideas innovadoras y proyectos políticos
buscan actualizarse a pesar de haber sido siempre sobrepasados
todo lo que has hecho a influido en una tediosa práctica,
violencia colonial que aunque no quieras ha sembrado abismos.

Europa de proyectos internacionales que no dejan de intentar 
podridos imperios abonaron convicciones de sacrificio  
palabra digna y esforzada de alto contenido humano
sostén de todo los fallos posibles es una comunidad.

Europa cuyo valor es tu  memoria de errores y desgracias
si hay una inversión social hecha por ti es el civismo
convivencia  es nuestro convencimiento
conversación es muestra de pensamientos.

Europa de lenguas que transmiten experiencias
intimidad traducida a infinitas visiones
abren un mundo que el otro no entiende, 
lenguas son resistencias a futuros totalizadores.

Europa vieja señora  de atento  mirar
en la cima de tus construcciones observas
lo que ha sido el esfuerzo por blanquear
tus antiguas ropas con el exagerado temor 
a que la  masiva otrerad te muestre   
que tu suciedad es mucho más resistente 
al primero de todos tus lavados.



La araña filósofa.


En un amplio salón universitario
una mano peluda expresaba 
escucha silenciosa y subjetiva racionalidad
 las ideas en el espacio eran por ella situadas.

...pero nadie sabe donde ni cuando...

Un imprevisto momento de distracción puede generar una mutante transformación.

Esa mano es araña y sobre la mesa asusta 
   pensativa oye la conversación 
 ¿donde encuentro una segura víctima?
 una presa de la ignorancia
 de poca reflexión y de lecturas ínfima.  

Se conecta en algunos momentos
cuando una idea es atractiva,
pero en otros siente ganas de alimentarse
colgada desde su red tejida.

Paciente espera mosquitos,
personajes de zumbido persistente
 más para su apetito no le resulta suficiente
ya que son solo palabra que circulan vacías,
 mucha impresión,  pero de carne reducidas.
  
Por las ideas profundas siente atracción
 deseo insatisfecho en estos días 
un tanto resignada concluye muy formal:
" el aumento de la opinión aporta,
la tolerancia y libre expresión importan".

Araña vigilante de la contradicción 
 atrapa molestos ruidos que generan indignación
divagando sin sentido y ocultando mezquinos intereses,
 posturas que son conveniencias
para desviar la urgente preocupación
por el buen vivir y la humana reflexión.



Poesía para los canguros.



Canguraje es metáfora bien curiosa
para una labor de especial cuidado
"llevarte conmigo" tan cerca como en una  bolsa
empática experiencia, un trabajo delicado.

Jugar como nunca antes lo hiciste
participar de un mundo inimaginable
obviar años y cansancios que reconociste
 las aventuras son energía insuperable.

Protectora contención de sus actos
darle nombre y valor a su comportamiento
observación atenta y cariñosos pactos
 las experiencias comunes educan los sentimientos.

A los padres no dejar de informar
actividades, conductas y relación 
con los niños no parar de conversar
forjando una especial comunicación.

Muy paciente se construye vínculo
los niños son de tiempo y relaciones
palabras y gestos hacen círculo
seguridad para el despliegue de sus emociones.

Participar del mundo del otro es una travesía
protagonico rol y  aporte de flexibilidad
todo un escenario de imaginarias valentías
aportar al niño, única y gran finalidad.


Amor 0 - Infortunio 1



El ciclista en un tren, cuatro inicios de una historia., se llamó la entrada del día 7 de febrero en donde propuse un juego a los inquietos lectores de este blog.   Se debía escoger uno de ellos y desarrollar una historia con el. El premio es el relato completo con su nombre y el espacio en mi blog para compartirla.  Es así que dos blogger jugaron. 

Esta vez les presento a Grozny una bloguera de Chile Blog de Grozny chilena. Te doy las gracias Grozny por aceptar la propuesta, me ha gustado mucho tu simpatía, creatividad  y tu muy sorpresivo final.

-

Mira su reflejo en la ventana, el cabello bien moldeado escapa hacia sus ojos morenos. Mi corte de pelo es ordenado. Lleva el ritmo de la música sin perder su seriedad. Su gesto de labios denota inquietudes que lo han seguido desde hace tiempo. Fuiste especial, no había estado con alguien como tu, encontrarnos fue un momento que no olvidaré.  Sentí que todo se movía en mi estómago, esas famosas mariposas volaron por primera vez.

El vaivén del tren es un relajo que mece sus inquietudes. La bicicleta es el recordatorio de la decisión tomada: Huir del peligroso regazo de aquella muchacha. "De Cataluña hasta Olvidarte".

No hay un rumbo fijo, sólo tiene claro que necesita escapar de esa fatal belleza antes de que lo consuma por completo. Quizás, su decisión suene a cobardía. Tal vez, parezca que se precipitó demasiado. Lo cierto es que él prefiere no arriesgar el pellejo y recorrer el mundo libremente.

El fin del recorrido se encuentra en Barcelona. Allí se baja, monta su bicicleta emprendiendo el vuelo hacia su libertad. De pronto, pasa un auto y le atropella, dejándolo herido de muerte. El conductor se baja para ver lo ocurrido: Había atropellado a quién más amaba.

El fallecido ciclista fue atropellado por la chica de quién intentaba escapar. Su bicicleta estaba casi intacta. En ella, había un mensaje sobre papel entre los rayos de la rueda: "Escapo de un fallecimiento inminente. Me cautivó tanto tu fuego que temí quemarme y escapé. Pero no lo logré".

Dicen que el Amor busca el bien del otro. Pero jamás se sabe el verdadero impacto que producirán nuestras decisiones tomadas por Amor.

Amor 0 - Infortunio 1.

Octavo escrito fraterno: Tristes guerras



Continúo con la serie de entradas llamadas "escritos fraternos" en las que saludaré a los países que han tenido un gran número de visitas en este Blog. Hoy compartiré una revisión especial del poema de Miguel Hernandez llamado "Tristes guerras". Al reflexionar me doy cuenta de la voluntad de un poeta y su batallador camino a la trascendencia. Rescatar este poema es relevar a la España europea de memoria y convicciones. España de vino, pastores y olivas, con un gigante poder de transformación. Expresión y ritos de alegría colectiva por la tierra, tradición comunitaria que alimenta los gruesos árboles que dan sombra y frutos. Re leeré sus versos y escribiré prosa junto a ellos. 

Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes. Tristes.

¿Podrían las guerras tener causas de amor? Desafío a los lectores a expresarlo. Hablaré de luchas de convicción  para confrontarla con el inquietante seducir de la violencia en los seres humanos. Un poema de guerra es una oda de lo que no nos atrevemos a contar, crudo dolor humano esparcido por una tierra devastada. Las guerras han sido validadas como formas de resolver conflictos, pero son cada vez menos justificadas.  He descubierto a un poeta, luchador de convicción  frente a la tragedia que había ya dejado de ser una amenaza, para coger vidas en todos los rincones. Poeta comprometido, animador de la voluntad entregada, aferrado a ese futuro que se apreciaba mirando el pasado. El poeta de guerra, triste pelea por el íntimo amor, lleva la bandera de un anhelante deseo descubierto en los lugares donde se esperaba alegría. Poeta que nos previene es solidario, un visionario que nos anticipa riesgos de la vulnerable condición humana.

Tristes armas si no son las palabras. Tristes. Tristes.

¿Hay alguien que este preparado para pelear en una guerra?¿ en que lugar nos encuentra su estallido? Guerras son sacrificios, batalladora persistencia y trascendente coraje. La valentía es historia colectiva recurrente, dar palabras a la lucha es nombrar peleas cotidianas por existir sobreponiéndose a la injusticia. Injusticia que parece ganar contiendas, fue capaz de instalar su orden de mundo. Nos situamos en el lugar de los comunes o en la igualdad de condiciones, solo mediados por un enfrentamiento. Conozco luchas, años de una palabra perseverante puede convertirse en arma contundente que devele sufrimientos para ganar. La emancipación de la persona hoy más que nunca es un triunfo. Un sencillo acto puede significar libertad, puede tener el peso necesario para inclinar las balanzas y mostrar el miedo y  la ambición disfrazados de buenas intenciones. Pueblos se desgarran frente al privilegio de los poderosos de siempre. Las guerras sin muertes destruyen ilusiones, pero ganan en resistencia que es altura moral, proceso y conciencia.

Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes Tristes.

Participar de una guerra es perderla. No hay guerras buenas, ya que son capaces de dañar el sentir más profundo. ¿Cómo lidiar con la rabiosa sensación detrás de una derrota o la inhumanidad de un triunfo a cualquier precio?¿Cómo mirar la rendición o la muerte a los ojos?. Viejos valores de patria se negocian en internet a través de una moneda, el capitalismo neoliberal casi ha terminado siendo el señor de la vida y la muerte. Hoy tenemos las guerras comerciales recientemente inauguradas. Insisto, no veo una guerra buena. El cambio de circunstancias ha producido un cambio de armamento; beligerancia y poder, lenguaje agresivo y mentira; mucha mentira y abundante falsedad. La necesidad de hoy es mostrar los dientes cuando se critica a la rígida estructura, aquella que es incapaz de actualizarse. ¿Moriremos de amor en guerras de amor? Hay escenarios donde las luchas son para mostrar quien ama menos, detrás de ello el mismo deseo oculto de dominación. Luchas apasionadas deberían prevalecer, siempre y cuando el amor nos una con sus bellas acciones expresadas en sensibles palabras.

_

Te dejo un poema de De Pablo Neruda a Miguel Hernandez en el cual rinde un sentido homenaje en el contexto de la guerra civil española

Te dejo link de la Sección escritos fraternos  para que reconozcas tu país. Queda un país que sorpresivo entró a la estadística y el que ha tenido hasta ahora el más alto número de visitantes.


Barcelona y su montaña sagrada



La montaña es símbolo del ser humano y su comunicación con el plano superior. Las personas nos percatamos de un "momento cumbre" cuando nos reconocemos plenos y con una actitud libre, observamos en todas las perspectivas y nos damos permiso para sentirnos reyes del mundo. Las montañas son desafíos desde tiempos inmemoriales, escenarios de búsquedas y respuestas a esas íntimas inquietudes de la existencia. Montañas son encuentro, profunda satisfacción y unidad contemplativa con la naturaleza; cielo y tierra se rosan estructurando un universo físico como también espiritual en la medida que nos conectamos con la dimensión trascendente de cada acto humano. Potente sensación llegar a la cima, coger aire en nuestros pulmones y contemplar la protección de los titanes que dan forma a nuestro planeta.

La ciudad de Barcelona se encuentra con lo sagrado en el Tibidabo que todo lo ve y que es apreciado desde todos los rincones. Para un recién llegado romano por el mar o íberos en el interior, una cima estratégica de apreciación de la ciudad, pero también de la que sería la posterior Cataluña. Un templo es símbolo de ese encuentro, el refugio natural junto a los castillos en un medievo abundante de historias de conexión con la Divinidad como con la violencia. Si había que construir en la cúspide, un templo era la mejor opción. El Templo Expiatorio del Sagrado Corazón es expresión artística de diseño arquitectónico; vidrieras, relieves y pintura, recogen elementos de aquellos tiempos, pero diseñados en una época moderna. Debo confesar que me sorprendió la visita a ese gigante, la entrada en el primer piso es capilla y la segunda después de subir escaleras externas es una catedral. El arte sacro de especial belleza, nos muestra un relato histórico en forma de una cruz; observación del mar, embarcaciones, edificios y personas reunidas a nivel horizontal. Arriba, a nivel vertical un espacio celeste de ángeles y querubines siendo un Cristo resucitado el centro de la perfecta síntesis creadora. En la cima, sobre las nubes el anuncio de la Catedral que sería el ultimo paso, ya casi en el mismo Cielo de azul infinito. Todo ello vigilado por el Ser Supremo, atento observador de barbas blancas cuya representación es un triangulo; figura geométrica que proyecta un centro primordial y que es símbolo de su acción creadora.

La catedral esta planteada como los grandes niveles del mundo. Una alta bóveda sostenida por pilares, el sol a través de vidrieras la iluminan simulando quizás los matices de los crepúsculos. Al mirar con atención rememoro un observatorio astronómico, proyección de miradas hacia aquellas lejanía de la que solo percibimos sus colores. Este escenario de luces se orienta hacia la recreación del universo como un espacio para la meditación. Un gesto muy humano es hacer participe a todos de la obra divina; en el plano medio, bajando la percepción visual se aprecia una mirada sintética del mundo desde la identidad colectiva a través de los escudos de las naciones donde antes hubo presencia española. Revisando la base, en las paredes de izquierda y derecha, vidrieras de coloridas advocaciones de la virgen, una madre espiritual que es símbolo de integración entre la Tierra originaria y la representada en la cosmovisión cristiana como María la madre del Cristo de occidente.

Me asumo bellamente impresionado del Tibidabo que sin duda es el gran premio para los peregrinos, osados aventureros que siguiendo su llamada interior, han buscado un lugar donde apreciar la puerta a ese cielo eterno que no es más que el que llevamos grabado en nosotros.
                           
-
te dejo un link sobre dos escritos relacionados de este blog Cataluña- Barcelona- Catolicismo
Las reliquias de la ciudad- Colores mediterraneos 

¿Alguien paga por la poesía?










Creo haber capturado el momento exacto en el que los escritos dejaron de ser valorados. En aquella época, los periódicos habían sido los encargados de buscar a los que tenían la suerte de leer en todos los rincones. Eran los años previos de las sangrientas guerras mundiales, contexto propicio para la disminución de la sensibilidad, lo que podría traer la disminución de empatía y con ello el aumento de la rudeza en los corazones.

Se detuvieron los sentires, sospechosos de movilización social. Las historias con sonidos musicales dejaron de escucharse. Los desganos y pragmatismos de los nuevos paradigmas, materialistas y del capital habrán hecho lo suyo. Las condiciones económicas; en otras palabras, la explotación del trabajo obrero, dejaron fuera lo creativo ya que no era necesario para los grandes ensamblajes industriales. Repetir movimiento y armar el producto fue un acto de sobrevivencia para la satisfacción de lo básico. La meta era no morir, industria o campo de batalla, cualquier escenario pensado por la clase alta y muy lejana.

Estética del privilegio adormecida por las estructuras de la rigidez. Estrategia política recurrente.  Mi memoria me lleva a una infancia en Dictadura, no mirarnos a nosotros mismos como país, es condición para mantener un poder sin mayor reclamo popular. De ello tengo recuerdos, sueños profundos al ver en la televisión conciertos de piano, ballet y ópera. Gustos de quizás algún elevado señor de alta alcurnia, por supuesto aliada del poder militar, encargado de mantener la colonial intención de educar a una nueva generación. 

No se paga por la poesía ya que nos puede traer lágrimas de melancolías. 
Suspiros de reflexión y las inquietudes por la social transformación. 
Belleza capturada por la clase acomodada que repetía en grandes escenarios 
óperas primas desconectadas del mundo ordinario. 
Poesía es inteligencia social, colectiva unidad que emancipadora levanta 
diálogo y sueños que son construcción  y resistencia. 
El capitalismo nos somete a la esclavitud, nos condena y apropia de nuestros cuerpos. 
Quehacer laboral de inseguridades, amenazas que nos dejan fatigados
 Dinero doblega voluntades, más lo sensible aún no la ha conquistado. 
Las humanidades satisfacen muchas de nuestras necesidades, 
ésas que lograrán mantenerse lejos de lo material, 
hasta que ciertos capitalistas cómplices con los militaristas y cientificistas 
aprovechen los escenarios para vendernos píldoras de poesía 
que nos activarán una que otra hormona de la alegría  
y junto a ello por supuesto, los deseos de volver a comprar.

Declaro para terminar, que poemas quiero desarrollar. 
Un aprendiz de poeta con una tierna dedicatoria 
para los que no sienten la costumbre de una lectura obligatoria. 

Muy humilde comparto mi deseo, 
remover una que otra sensibilidad
en definitiva es lo que planteo,  
hacer reflexión con belleza y profundidad.    


-

Te dejo el link del poema completo