Lecciones vengadoras



Observar los mensajes del cine actual, pueden ser ilustrativos del pulso de los repertorios valóricos de toda una generación. Estos tienen el poder de marcar ideas y potenciales comportamientos para una infancia y muchas veces, una adultez muy susceptible de influencia, más cuando los significativos más cercanos no acompañan las reflexiones posteriores. La cítrica entonces va dirigida a esos padres y madres que no profundizan conversaciones limitándose a la rutina del cine; ir, ver, comer palomitas, emocionarse y volver al hogar. Por una cuestión personal, de un tiempo a esta parte, mis atenciones cuando veo series y películas se han ido a los personajes; desde esta mirada es que escribo la lista de acciones humanas modeladoras del ser persona que nos dejan la película End Game.

Las batallas dan sentido a la vida. Cuando solo tengo una misión, la derrota  y el fin de las batallas me provoca la crisis terrible de la sin razón. Pierdo mi única dirección, no logrando encontrarme, dejo de ser el que soy.  La soledad puede ser alternativa.

Después de haber entregado la vida a una causa de muchos. Al momento de elegir opto por una vida de una sola causa que es la mía. Elegir la íntima satisfacción es un premio.

Al no tener necesidad de batallar, la siempre útil ira de aquel momento ya no sirve. Dedico mi tiempo a integrar los opuestos que hay en mi.  Me integro  y  renuevo quien soy.

Mujeres que se unen frente a un mismo enemigo. El poder masculino nos trae a la siempre autoritaria muerte. Los estereotipos se rompen, soy mujer, hombre y común humanidad. Un solo cuerpo, una sola lucha.

Fui capaz, la vida tuvo sentido con todos. Doy gracias e intuyo que solo queda algo necesario que hacer. El sacrificio es el mayor acto de agradecimiento. El sacrifico tiene sentido si en el se renueva la vida. 

Los estereotipos cambian, somos personas, pero también somos los símbolos que representamos. El emblema es un valor que entrego para quien se identifica con el. Comparto una idea, abrazo una misión que es  unidad.

Las segundas oportunidades, son para practicar los grandiosos aprendizajes de una derrota. Existiendo una mínima posibilidad de repetir, lo hago. No dejo de intentarlo.

La amistad es saber intuitivo del otro, es una  conexión y certeza. Te conozco y se que lograras hacer lo que la vida te pide que hagas. No te dirijo, confío en ti.

Somos parte de algo mayor, en equipo somos más. Trasciendo mi lucha individual si me encuentro contigo, estamos dulcemente condenados a conectarnos por una causa común. Como individuo me limito, somos parte de un mismo proyecto.  

Abrazar tu pasado es la única manera de entregarte a tu futuro. A veces matar ese pasado violentado  y autolamentador es la única opción de transformación y vida buena. Deja los recuerdo dañinos que no te dejan ser futuro.  

Las vidas tienen sentido con los demás. El dolor y la ausencia del significativo, es un impacto difícil de superar.  Los vacíos no se llenan, se aprende de ellos para continuar.
 
Frente a la muerte después de una gran e intensa historia de entrega. Solo me queda respetar tu partida y agradecer  tu legado  cuando todavía es tiempo.  Acepto con serenidad y te dejo ir.






No hay comentarios:

Publicar un comentario