El escenario poético

La tardor en Catalunya. Tiempo de castañas.


Deposité mi cuerpo,
pero mucho mas mis ilusiones,
en un piso de tres generaciones,
de un barrio de múltiples transformaciones,
en una ciudad de variadas vegetaciones.

Un señor bueno como el pan,
del sur por años instalado
y su mujer de baja estatura,
de inversa proporción a su bravura,
se alegran por el camino iniciado.

Inmediatamente me soñé ave, que con forma de planeador deja  el suelo que pisaba,
siendo alones los que para el presente y mirar su norte ganaba.

Voy a describir el escenario donde me situé,
convencido que un simpático poema les presentaré.

En las ventanas aparecen pétalos de cardenal,
que provienen del edificio del frente;
su visita busca una experiencia trascendental,
con el viento conquistaron el vacío,
rojo fuerza, sorpresa y animo decisivo.

Las aves  son vecinas de la ciudad,
loritos, pequeños migrantes ruidosos,
palomas por el ocio alimentadas,
son  de los parques fotografías cotidianas,
urracas intranquilas y valientes,
en la terraza son sorpresa
¡únicas y presentes!.

Un pajarillo especial me lleva a explorar
la ventana donde  se expande un canto,
que regala una muy sonora curiosidad.
Sus canturreos son música en un barrio
de conversaciones, coches y ajetreos cotidianos.

Asumo la misión de conocer
ese vecino cantor de melodía centenaria,
que trae el recuerdo del pasado libre
desde una jaula blanca posada,
con audiencia sensible y asegurada.

Los murciélagos tienen presencia,
no obstante la noche los oculta.
Destellan en el atardecer naranja,
en círculo a los mosquitos dan caza.
Su características alas  de mamífero volador,
develan su fama de tétrico y nocturno cazador.

Los árboles despiden en primavera
semillas  en el cielo y en la tierra.
De la colina, frente a la calle baja
y entre edificios pasa
una ráfaga cuya función,
es esparcirlas en todo rincón.

Tortugas vecinas, son dueñas del minuto,
avance temporal transcurre
hasta  que mi anhelo se concrete,
para sentir este viaje una conquista de éxito
y la poética  se refuerce
todo lo que se merece.

El sol grande. Poema de mi hijo Max de 8 años.



A veces, no se conoce el impacto de lo que haces en la vida del que te sigue, hasta que jugando se lo propones. ¿ Te animas a ser poeta? fue mi pregunta. Mientras escribí lo que tan natural fluía por el, se me ocurrió compartirlo con ustedes.  Max ( nombre de poeta)  sonrió... 
  
El sol, es una estrella nos encanta.
No lo podemos coger porque es de todos.  Su luz el firmamento recorre.

Mira, es una estrella gigante dicen. Para mi es un sol pequeñito.  Lo miro con respeto.

Pero que belleza dicen, es la mejor estrella que se haya visto. Para mis amigos, su opinión es que tal vez hayan otras.

Mira que belleza dicen todos, pero que sol más grande.  Yo escucho que es mejor la luna que el sol,  para mi opinión, el sol es tan grande y brillante que no lo puedo ver directamente.

Quema, esta siempre allí ¿lo puedes ver?
¡Sol pequeñito y que bellito!, para mi eres maravilloso, pero que alegre es el sol.

Sol pequeñito , eres el mejor para mi corazón y para el de los demás.

Algunas veces te dibujan con gafas con tu sonrisa tan bella. El sol tiene una sonrisa legendaria.

Oh sol pareces lingote de oro, brillante y fuerte como el acero, eres el mejor.

Yo creo, que el lingote de oro no se  compara contigo, porque nada es mejor  que ti.

Gràcies Andorra


Fotografía propia , Casa de la Vall, enero 2017.

Querido amigo

Te saludo nuevamente. Deseo que todo marche bien en nuestra tierra y con su gentío. Te compartiré  desde el recuerdo de una visita hecha durante enero de este año. Anteriormente te advertía de mis intenciones poéticas. Pues, salieron y adornaron este escrito sencillo y cercano como es la carta. Confieso sentirme cómodo abriendo este espacio de "íntimo" encuentro, el cual terminaré cada vez con una reflexión para nuestro Chile humano de cualidades y defectos. Chile que definitivamente ha sido un buen compañero de cada nueva experiencia, pues  no ha dejado de estar conmigo.  


Octubre 2017

Andorra es un rincón misterioso. Un paso entre las montañas, una parada necesaria. País de terrazas, niveles para la observación  desde sus laderas escalares. Siempre arriba, mudo testigo de los destinos mediterráneos.

Se muestra sólido como la piedra de su primigenia construcción y expansivo como el musgo que brotó de allí siguiendo el calor del sol.

Debo señalar que en Europa la diversidad es la dueña de todos los espacios.  El país es un microcosmos lingüístico coexistiendo sistemas educativos de Francia y España más el suyo propio. Tiene como idioma oficial el catalán, que se autofortalece por su legado en diversas áreas de la cultura y también como identidad de resistencia frente a una amenazante hegemonía escondida en la globalización.

Lo primero que se pregunta un extranjero, ¿como esta tierra se posiciona frente a sus vecinos?. Un entramado histórico hizo nacer y desarrollarse un país "acuerdo de nobles" que velarían por un futuro protegido para los habitantes de aquella nación. Un trato que se actualizaría  perdurando durante los siglos. Son dos príncipes que mantienen un Estado compartido; un obispo de la comuna fronteriza del sur catalán- español y el monarca francés que desde la revolución francesa sería el presidente. En la práctica un Jefe de gobierno, ministros y parlamento andorranos ejercen soberanía.

Un río baja  paralelo a la ruta  que sube. Los puntos cardinales se conectan en un tráfico que no para, Andorra de invierno estacional, nieve que acompaña la vida social.

Hoy Andorra la Vella, es en parte un gran centro bancario y comercial, el cual convoca multitud  debido a sus ventajas tributarias.  Desde la piedra inicial fue incorporando  armónicamente una arquitectura  ataviada con muestras de arte contemporáneo. Centros turísticos y pisos elevados; sus ciudades observan desde arriba el intercambio de bienes y cultura.

Fui testigo de una aventura. Un grupo de regreso al sur, entre ellos, un  menor de edad, que  camuflado viajaba entre sus compañeros, disponiéndose a afrontar un sistema especial de tránsito y control fronterizo. Al pedir documentos le faltaba la autorización de los padres, por lo que un paternal funcionario de bus lo regaña sorprendido por su irresponsabilidad.

Gente reservada preparada para recibir, cordialidad interesada con el turismo convivir.

Andorra refleja frontera, el límite que todos nos sentimos capaces de traspasar. La  altura es vista como un desafío enfrentable con prudencia en la historia y sus mitos. Yo fui por un momento carnero, los lindes me invitaron a querer mirar lo que seguía, lo que el sol escondía detrás de esos gigantes monstruos de tierra que abrazan aquella ciudad.

Desde la cima, el sol  y sus posiciones en todo su esplendor, que dan luz y sombra a los variados macizos. Se observa el paraje convertido en un gran reloj celestial que anuncia los tiempos de acuerdo a las horas canónicas originarias en el medievo.

Refugios de altura son las ermitas, espacios de Dios deseables; las cimas se transforman en pequeños castillos conquistables.

Una reflexión, si me permites,   en torno a la historia, sus momentos y lugares de batalla que  enfrentaron a las fuerzas que conformaron las  estructuras nacionales de cada país. Las identidades se definen y se organizan; están sujetas a su propia norma o son forzadas  a participar de un Estado. Los que creemos en  ellas  ¿debemos asumir que llegamos tarde a la lucha?. Creo que conocer naciones tan diversas y particulares como Andorra me invita a  conectarme con historias de  convivencia e identidades colectivas  que construyeron un espacio que respondiera a las necesidades de su  propio territorio desde un marco de autodeterminación necesaria.

Respecto a América, el proceso de independencia se extendió y se multiplicó desde las oligarquías y los centros de poder extranjeros  por sobre las identidades ubicadas en cercanía con la tierra que ocupaban. Desde esa óptica,  ¿que pasa cuando varias  identidades  están obligadas a asumirse dentro un Estado?¿es posible una relación de armonía? ¿como la sociedad se orienta a ello?.

En un Chile multicultural de raíz originaria, somos distintos colectivos y esa distinción es la que nos construye como parte de un proyecto mayor de país. Es un lucha por coexistencia  que no saldrá desde nuestra capital administrativa y  económica, sino desde un Wall mapu que al igual que cualquier ser viviente, nació para luchar por las mejores condiciones para su propio desarrollo.

Salud y buen vivir .                            

Paulo Vill








Oda al perrito ojos de olivas negras


Fotografía propia, septiembre 2017


En ese momento estás,
ojos de oliva negra
que muy madura espera,
la cosecha que ya llega.

Me fotografías poeta.
Disculpa que me entrometa.
¿Compadeces mi soledad?
Asombra tu expresividad.

Tu mirada es intensa
penetra cada corazón.
Necesitas que te cojan
y te den una atención.

Universo de mascotas
largos paseos por doquier,
jugando tras las pelotas
todos juntos suelen correr.

Lealtad a toda prueba,
una mirada devota.
No razono las partidas,
creer no tiene salida.

Encerrado en cariño,
gran apego sin sentido;
un trato es necesario,
libertad horas a diario.

Me duele, yo lo asumo,
para mi es un infortunio.
Quiero levitar confieso,
y así alcanzar tus besos.

Contigo amor conocí,
cruzaría un mar por ti,
un vagón de tren saltaré,
si no regresas moriré.

El cuidado que entregas,
mis inquietudes repliegan.
¡Me dejas! se que volverás,
¡tu llegas!  se que partirás.

Eres héroe de batalla,
que con paz ya fue ganada.
Eres fuerza y admiración,
poesía y aclamación.