El Mercat de la Mercè

Photo by Jessica To'oto'o on Unsplash

Catalunya de humildes y prodigiosos personajes  
que sostienen el  tiempo con su diario quehacer 
los mercados son custodios de tesoros extraordinarios
templos ilustres de compañía para nuestro vivir rutinario.

...madrugadores y corredores, enamorados  y cantores...

En un barrio del siglo dieciocho junto a la masía señorial
para el servicio de los habitantes se encuentra este recinto
vecino de la historia religiosa y sus muchos nombres 
santa trascendencia que convoca devoción territorial.

...la parada hay que instalar, todo organizado y  esmorzar...   

Centro de vida colectiva para ciudades y su proyección
renovado sentido gracias a un rol público del ajuntament
planificación urbana para un centro cívico y patrimonial
encontrarse es la esencia mantenida  en la Mercè.

...carne, pescados y mariscos, fruta y los graznidos de una gaviota...

Cinc de la matinada en las calles de Barcelona
los sueños circulan ebrios cansados de tanto festejo.  
El pan y pescado, la carne y la fruta abren el mercat
un hábito nocturno de apertura y recibimiento  
lindas personas cuya moral es solo laboriosidad
valientes abejas, su polen es miel para disfrutar.

...hielo, plátano, café, arengadas y una cola de rapé...

Semana de  faena, y productos de calidad
tradición almacenada  galería de puertas subterráneas
tradición agradecida, observación para un ofrecer cordial. 

...transeuntes, bienechores, abuelitas y deambuladores...

Bar, tienda y hogar son tejidos de pequeña sociedad  
circuitos de compañía para un abrigo a la medida 

y es que dejo mi dinero como una paga especial

por el producto
                    por el ambiente
                                     por tu amable trato

y es que en el intercambio nos acercamos más
recordando que perpetuamos nuestra comunidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario