La voz de mi recuerdo

Escena del gazpacho

Mis ojos te piensan a pesar del tiempo
tu cuerpo es un fantasma que a veces siento 
mi cáliz es sacrificio y te convoca
sabroso líquido pasional, frente a mi me provocas.

Santo que acompañas mis tormentos
mi devoción por ti me hace una loca
mis manos sostienen el trofeo
fálico recipiente de nuestro íntimo deseo.

Allí lo dejamos todo
sudor, alegría y gritos
Allí lo creamos todo
amor, esencia y un mito.

Mi cuerpo rememora un vivo sueño
voz, ojos y entrañas te perciben dentro 
Aromática flor de la castaña
sabrosa dulzura de la granada.

Histórica escena, un digno despido
aquel idilio ya no es correspondido
yo te dejo aunque me duela el alma
tu me dejas y me quebras la calma.

Por ti me he quedado prendida
hoy no encuentro una clara salida
Si la locura aparece déjala pasar 
tu vida te espera, has de continuar.

Erótico recipiente para tu femenina cosmovisión
adorada Diosa de trascendente sensación.
La pistola símbolo de masculinidad
ruda venganza, atractivo sin notoriedad.

Fue mi juventud un misterioso encuentro
de tus ojos me quedé enganchado
jamás olvidé a tu personaje sensual
 origen de este escrito es un enamorado chaval.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario