La Barcelona erótica I. El cuerpo femenino.

Caminando a veces sin ruta, más solo con una idea,
encuentro tu santa desnudez en aquel centro convulso.
Eres la mujer clásica de belleza inicial, primigenia.
Adorno de sendero, fuente de agua y deseo poderoso.

Mujer escultura, de la belleza el más tradicional de los arquetipos. 
Tu desnudez es oído que recoge los sinsabores delirantes.
Eres memoria de los buscadores pasivos,
como de los inquietos cazadores de motivos,
y sobre todo de los deseosos de consecuencias.

Te observas disfrutando, tu cuerpo pasivamente sugiere.
Cariñosa devoción, musa dadora de vida y virtudes.
Tierra húmeda, Luna llena, guitarra melodiosa,
ciclo sin fin de intencionadas convicciones.

Torbellino de alma limpia y un espíritu inmortal.
Geografía de montes dionisíacos y cumbres,
de cuyas curvas nacen manantiales.
Antigua bella dama que traspasó los límites del tiempo a cambio de recibir elogios y placer.
¿Que tan rápido un artista modela un cuerpo grabándose las medidas que luego reproducirá?.
De día, el sol calor te ofrece y en la noche no compartirlo te empobrece.
Apropiación física de cariños mal obrados y encendidos placeres.

Valiente misión la tuya de personas acoger,
simetría de ventanales  y hierba a florecer.
Eres el detalle mejor pensado de la urbanización que por siglos ha crecido a caudales.

Procuras a tu manera,
del amor ser monumento,
agua esparciré en tu cuerpo sediento.
Refrescaré mis ganas de amar y respetaré tu miedo a escapar del momento en que fuiste atrapada en aquel lugar.
Mujer flama encendida, buscas salida frente al concreto, de tímida aparición e imán poderoso.
Sutil vigilante que con la bohemia sueles jugar.

Todo continuará su lenta marcha  y te seguirás nutriendo cual tronco de un olivo de frutos carnosos. Palomas se posaran en tus brazos inmortales, un chirrío de urraca tendrás en tu cintura,  el viento llevará agua y polen hasta tus senos y las flores crecerán para depositarse en tu pelvis.

El amor se mueve mas rápido que nosotros, se pierde, se congela, se reencuentra y aparece furtivamente y no dejas de estar allí.


Plaza Catalunya en el centro de Barcelona.

3 comentarios: