Solo certezas nos llevan al infinito punto que nos encuentra.





Descubrí tu nombre en un libro
reducido a un sinónimo
"plata" fue una palabra llave
que abrió mis curiosidades.
Plateada memoria colectiva
de aquel corazón vaciado
para en puente ser transformado.
Lien nombre mapuche originario
reflejo de aquel sol de la mañana
que esperan lagos en la cordillera
para ayudar con su esplendor
y a esa tierra bella dar fulgor.

Antes de la gran prueba de separación
una esfinge en el puente encontramos
acertijo que nos abre una gran columna
del gran universo de líneas paralelas.
Te regalo rutinas para que la hagas rito
una recta de polo a polo para que sea tuya;
constelación  paterna para que tu mundo
se apropie de un tesoro a rememorar.
Dos direcciones tiene el mutuo caminar
como tu país ruta de exploradores
recorridos de monstruos y viajeros
que caminan juntos  y respetuosos
en esta trayectoria  de destinos
esperados y de aventuras grandioso.

Me diste una idea caminante
la vi en el cielo de tus ojos plateados
escribiré para lidiar con el tiempo                                        
¡el sentido de la pena será crear!.
Tu silueta será mi metáfora personal
inquieto y resignado consuelo
más recuerda siempre que puedas
la nostalgia invade aunque no se quiera.

Silueta de tierra, de bosque y montaña
silueta infinita de color invierno.
Tu espíritu inmenso circula por doquier
no cesa de encender lo que toca
tus sentires profundos se esparcen
cuelgan  lágrimas de silenciosos volcanes
cayendo pausadas por el amable follaje
resistiendo hasta esparcirse mal heridas
en la gruesa cobija de relieves color tierra
que es alimento de los ciclos infinitos
testimonio de perseverantes vencedores;
múltiples poetas, profetas y luchadores.







No hay comentarios:

Publicar un comentario