La Universidad. Reflexión en unos cuantos versos históricos.



Me gustan los estudiantes porque son la levadura, 
del pan que saldrá del horno con toda su sabrosura, 
para el pobre que come con amargura.... 

Violeta Parra



Quiero reflexionar sobre un espacio particular. Un invento humano de ochocientos años y más, un sitio para la educación y el ideal de la verdad, sentido para los seres que lentamente son tarea inacabada en esta constante y fallida construcción de humanidad.

Pensé mucho en como escribir esta reseña, recorrido fácil por un  estilo que lentamente y con certeza, circula en la vena dócil  de una poesía  con identidad chilena. De este espacio sin buscarlo me enamoré y hoy rememoro la fascinante vivencia universitaria que cerrando el siglo veinte humildemente realicé.  

Pretendo revisar  su conformación,  casas y facultades articuladas en un sistema que transformó la cultura en una institución. Especie de comunidades, apoyo e identidades que son pertenencia  para cumplir con la académica exigencia. Disputas y diálogos desarrollaban las expresiones orales de las diversas lenguas medievales. En tanto escritos de la más amplia gama era la forma de opinar, desarrollando ideas que la sociedad transmitía a través de los muy conectados estudiantes que de poco vulgo y mucha élite provenían.

Época de visiones y gremios, un pacto se reconocía, la igualdad frente a un conocimiento accesible en el quehacer territorial,  logros para todos reconocible si el esfuerzo y apoyo son la espalda familiar. Estudiantes y profesores son unidad, en un espacio protegido frente a una muy entrometida sociedad. Rey de turno, guerra y política por supuesto que han abundado, haciendo prueba de fortaleza a una misión que no ha cesado. Proteger un ambiente universitario tarea básica de los gremios en cuestión. Lucha solo hasta hoy casi sometida por la filosofía que acomoda una fantasía de individual satisfacción sin mayores reflexiones ni proyectos colectivos, solo radicalismo y explotación. Al no profundizar en los humanos malestares  no se construyen ideales, más que la esclavitud moderna nube de falso encanto sin sentido ni trascendencia, mal futuro humano es ser privado de sueños y la felicidad volverla herencia. 

Siempre habrá múltiples formas, que bien que así sea, pero ¿cual es la verdadera? la que apunta al gran despliegue de nuestro potencial  y a una realización llevadera. ¿Cual nos libera para discernir la realidad? son preguntas filosóficas y que son resueltas hoy por el que cuestiona un tanto más su existencia,  en paralelo al refuerzo de sus virtudes y conciencia. Queda claro que desarmados como estamos de sueños fraternos y hermanos solo nos queda nuestro a veces mezquino interés de velar por el bolsillo  y el muy  elevado estrés por pagar deudas que nos transforman en mendigos. 

El conflicto acompaña la universidad desde su nacimiento,  en el medio estuvo de crisis, las naciones y los Estados en el tiempo transcurriendo. Me gusta que así sea, mala seña es que el conflicto no se vea. Mi época universitaria de paros rutinaria, anualmente una gran movilización que respondía a la misma cuestión, las políticas económicas chocaron con los anhelos personales de miles de aspirantes a llevar el mundo hacia adelante. Testigos privilegiados nos convirtió la época, de como se construye democracia sometiendo los discursos de la autoridad a una atenta revisión crítica y de reflexividad. No es por nada,  pero una sucursal bancaria es por lejos innecesaria de un espacio universitario  y  de sus estudios contrario. Fui testigo de un atentado justo cuando participaba de un seminario. Hoy solo me queda apreciar, la causa de ese abrupto hecho que no tuvo daño mortal. Creo interpretar ese pensamiento, movilizador de aquel acto violento, ¿por que los bancos abren sucursal al interior de un lugar de conocimiento, esfuerzos y sentir trascendental? Constatar el hecho es pugna ante sistema del capital frente a la biblioteca destinada a la mejora del mundo y a una mayor justicia social.  

Celos y competencias entre cátedras y profesores. Influencias y corrientes que como el agua circulan por los cuatro rincones.  Todo es compartir, resolver problemas y sentir. Sala, comedor, auditorio y biblioteca. Un pozo profundo en el jardín escondido y amplios pasillos frente al patio interior dirigidos. Compartir opiniones es darse cuenta de las mil visiones, organizadas y coherentes ubican coordenadas en un mapa  a la medida de una mente que se renueva o deja de estar dormida.

El mejor de mis recuerdos tengo de mi época estudiantil.  Exploré el mundo reconociendo todo cuanto sentí. Se hace universidad por donde se encuentran muchas mentes abiertas y una despejada vía. Adolecemos eternamente buscando lugares. Una grata compañía nos embriaga y define discutiendo con luchadoras amistades. Espero haber reflejado mi agradecimiento a dicho pasar. Encontré más de una sincronía afectiva-política o multicultural que reforzó mi norte construido diariamente hasta que la noche realice su entrada triunfal.  

3 comentarios:

  1. ¿Sabes? El mismo fenómeno paso en mi universidad, (Mal llamada "alma mater" por algunos academicistas) pues lamentáblemente el capital financiero hizo entrada poniendo también cajeros automáticos dentro de sus instalaciones, y convirtiendo lo que antes era pago de colegiaturas en efectivo, en ir a pagar al banco Santander y llevar la factura a la escuela para que hicieran válida la inscripción. Antes de estudiar allí yo trabajé en ese mismo banco Santander, y por eso digo con conocimiento de causa que el sistema financiero actual es el gran lastre y parásito de la civilización actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la mercantilizacion de la vida social. Todo se tranza monetariamente y lo peor es que para los neoliberales el derecho humano a la educación se le llama industria o negocio. Claro que es buen negocio tentar con dinero a estudiantes de medicina o ingenieros o arquitectos, después van a recibir el doble. Incluso tienen un criterio para los que estudian pedagogía le prestan menos dinero, porque según los bancos no son tan retablos. Esta en juego mucho en estos tiempos donde sin darnos cuenta se nos vino el totalitarismo.

      Eliminar
    2. Sin embargo con la caída de esta civilización, lo hará también el sistema financiero actual, júntamente con el capitalismo Neoliberal. Es una de las pocas ventajas que tiene el final de la civilización ultramoderna.

      Eliminar